La UE anuncia una ayuda de 144 millones de euros para migrantes venezolanos

González Laya informa que España aporta 50 millones durante la conferencia de donantes para los refugiados del país latinoamericano

Desplazados venezolanos en la ciudad colombiana de Cúcuta
Desplazados venezolanos en la ciudad colombiana de Cúcuta

La Unión Europea (UE) anunció este martes que su contribución a la conferencia internacional que recauda fondos para migrantes y refugiados venezolanos asciende a 144,2 millones de euros, mientras que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ofrecerá 400 millones de euros en préstamos. La conferencia de donantes en apoyo de los refugiados venezolanos comenzó este martes con un llamamiento urgente a la solidaridad por la situación de emergencia en la que se encuentran los desplazados, principalmente acogidos en otros países latinoamericanos, agravada por la pandemia de covid-19. 

«La UE contribuirá a esta conferencia aportando 144,2 millones de euros en fondos nuevos de ayuda humanitaria, cooperación al desarrollo y prevención de conflictos», desveló el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, durante el encuentro, organizado por videoconferencia junto con el Gobierno de España.

Por su parte, la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, anunció que la aportación de España será de 50 millones de euros en tres años y recaerá especialmente en Colombia, Perú y Ecuador.

«Lo que abrimos hoy es un espacio de solidaridad con el que queremos atender la peor crisis de desplazados de la historia reciente de América Latina». La ministra ha sido la encargada de inaugurar así la conferencia centrada en los más de cinco millones de venezolanos que han abandonado la nación por la crisis política y humanitaria que sufre, informa Europa Press.

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha coincidido con González Laya en que la crisis de los migrantes venezolanos es «la mayor de la historia reciente de América Latina», a pesar de las discrepancias en los datos, entre los más de cinco millones que reconoce la ONU y los «muchos menos, según el Gobierno de [Nicolás] Maduro».

«En todo caso, son centenares de miles de personas», ha recalcado Borrell, que colocan a la crisis venezolana como la segunda a nivela global solo por detrás de la de Siria, «que tanto nos preocupa a los europeos, probablemente porque está mucho más cerca», ha añadido.

González Laya ha reivindicado que, «como española, como europea, como iberoamericana y como ciudadana del mundo», se enorgullece de impulsar lo que ha definido como «una causa justa e inaplazable»

La ministra ha defendido que ayudar a la migración venezolana es «una de esas buenas acciones ineludibles» que España busca «dinamizar y multiplicar», en este caso junto a «la familia europea».

«El conflicto venezolano»

«Pensamos que la ayuda humanitaria y al desarrollo son parte esencial de una solución integral al conflicto venezolano», ha dicho, recordando que «Venezuela vive desde hace años una crisis multidimensional».

Para González Laya, «la búsqueda de una solución política a través de un diálogo de los venezolanos, con el apoyo de la comunidad internacional, es hoy inaplazable», pero ha subrayado que mientras se avanza en eso «es perentorio atender a los millones de venezolanos (...) que llevan a cuestas sus vidas por Colombia, Perú, Ecuador o Chile». Ha considerado que «igual de perentorio es atender estas necesidades al interior de Venezuela».

Borrell ha llamado asimismo a «no olvidar la situación política, económica y humanitaria tan preocupante en Venezuela». «No podemos renunciar a un esfuerzo internacional para apoyar una transición democrática negociada», ha dicho, aunque subrayando que «no es nuestro tema de hoy».

El jefe de la diplomacia de la Ue ha aprovechado para «reiterar el compromiso de la Unión Europea con América Latina, un socio fundamental» con el que el bloque comunitario comparte «valores» y «retos».

«Es una de las crisis de desplazados más grandes del mundo, y los países de la región han respondido con destacada apertura. En cualquier caso, la llegada de la pandemia es un reto adicional de magnitud imprevisible y dificultad para que los países puedan mantener una sociedad inclusiva», resumió el representante para los refugiados y migrantes venezolanos en Acnur y OIM, Eduardo Stein.

En representación de los principales países que han acogido a venezolanos, la ministra de Exteriores de Colombia, Claudia Blum, pidió ayuda de la cooperación internacional para cuatro sectores: sanidad, educación, hogar y alimentación, y para la integración socioeconómica de estas personas.

Su homólogo de Perú, Gustavo Meza-Cuadra, dijo que su país es el principal receptor de solicitudes de asilo de venezolanos -medio millón-, y que, pese a los esfuerzos por atenderlos, la «compleja coyuntura del covid-19 ha venido a agravar esta situación».

El ministro de Exteriores de Chile, Teodoro Ribera, dijo que su país es el tercero de Sudamérica en recibir a más venezolanos, 500.000, y pidió «lograr una migración segura, ordenada y regular».

«El objetivo no es solo que las personas lleguen a Chile, sino que se integren y gocen de los beneficios sociales y puedan en definitiva rehacer sus vidas», comentó, a la vez que pidió un «compromiso para compartir los esfuerzos de la región» y «coordinar una respuesta integral».

El canciller de Ecuador, José Valencia, recordó que el 80 % de los ciudadanos que han salido de Venezuela se encuentran en países de la región.

Por su país han transitado 2 millones, de los que entre 350.000 y 400.000 se quedaron en Ecuador, que ahora se enfrenta a «desafíos adicionales» a causa de la pandemia de coronavirus. «El reto fiscal es enorme, más aún en medio de la crisis económica», subrayó.

Su homólogo de Brasil, Ernesto Araújo, apuntó que el anterior Gobierno brasileño creó un programa para dar bienvenida e integrar a los venezolanos que cruzan la frontera.

En todo caso, pidió a la comunidad internacional no «reverberar el silencio» del «genocidio silencioso» del régimen venezolano de Nicolás Maduro, y actuar «sabiendo lo que pasa».

«Veamos la realidad: el diagnóstico de Venezuela es 'dictadura', y la solución, 'democracia'», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La UE anuncia una ayuda de 144 millones de euros para migrantes venezolanos