Diputados «tories» se unen a Starmer para exigir la dimisión de Cummings

juan francisco alonso LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Victoria JonesPA Wire

Johnson maniobra para salvar la cabeza de su estratega, que se saltó la cuarentena

25 may 2020 . Actualizado a las 09:10 h.

La cabeza de su asesor estrella o una potencial revuelta en sus filas. Un Boris Johnson que parece vivir el fin de su luna de miel con la opinión pública se despertó así este domingo, después de que ocho diputados conservadores se sumaran a la oposición comandada por Keir Starmer en sus demandas para que despida a Dominic Cummings tras la revelación de que su mano derecha no habría violado una, sino dos veces el confinamiento impuesto por el covid-19.

«Debe marcharse antes de que haga más daño al Reino Unido, al Gobierno, al primer ministro, a nuestras instituciones o al Partido Conservador», reclamó el diputado tory Steve Baker, una figura influyente de la formación, quien llegó a integrar su todopoderoso Comité 1922, instancia que tiene la potestad de designar y remover al líder del partido; y además fue exministro para el brexit durante el Gobierno de Theresa May.

La demanda del parlamentario sacudió el tablero político, por cuanto muchos en el Reino Unido daban por cerrado el debate, después de que el sábado desde el 10 de Downing Street se calificara de «esencial» el viaje que el asesor hizo a finales de marzo a la residencia de los padres de este en Durham, a casi 400 kilómetros de Londres, para que su hermana cuidara a su hijo pequeño mientras él y su esposa se recuperaban del coronavirus.