Pekín impondrá una ley de seguridad para tomar el control de Hong Kong

La nueva norma busca acabar con meses de protestas prodemocracia al castigar las «actividades secesionistas y subversivas»

Las protestas volvieron a las calles de Hong Kong a principios de mes
Las protestas volvieron a las calles de Hong Kong a principios de mes

China está dispuesta a terminar con la autonomía de Hong Kong y poner a la provincia bajo su control total. En la agenda de la Asamblea Nacional del Pueblo, que hoy arranca su sesión anual en Pekín, está la discusión de una controvertida ley de seguridad nacional para Hong Kong que prohibiría cualquier actividad vinculada a la sedición, la secesión o el terrorismo. El objetivo es acabar con meses de protestas prodemocracia, ante su cada vez menor confianza en las autoridades locales.

Así lo confirmó el portavoz del principal órgano legislativo del régimen chino, Zhang Yesui, en la conferencia de prensa previa a la sesión del Parlamento. Zhang indicó, según informa Efe, que la Asamblea, como «supremo órgano de poder estatal», debatirá la ley propuesta por su comité permanente que «claramente requirió establecer y mejorar el marco legal y el mecanismo para reforzar la seguridad nacional» en la excolonia británica. «La seguridad nacional es la piedra angular sobre la que se fundamente la estabilidad del país» y «va en interés de todos los chinos, también de los compatriotas hongkoneses», explico. De esta forma, el órgano parlamentario aspira a dar un paso más en la actual premisa de «un país, dos sistemas».

Elecciones en septiembre

El Gobierno central ha optado por dar el paso en vista del bloqueo político que persiste en Hong Kong, que en septiembre celebrará elecciones parlamentarias. La oposición política aspira a aprovechar entonces el descontento social del último año para forjar un bastión frente a Pekín. La nueva ley no requerirá del visto bueno de las autoridades hongkonesas por estar incluida como anexo en la Ley Básica, sobre la que pivota todo el marco legislativo de Hong Kong.

El diario South China Morning Post señala que Pekín ha perdido la paciencia con la capacidad de las instituciones hongkonesas —en concreto, del Consejo Legislativo,— de aprobar la ley de seguridad nacional.

La aprobación de la ley podría desencadenar una nueva ola de manifestaciones. Hong Kong vivió en el 2019 sus mayores protestas sociales desde que el Reino Unido cedió a China la soberanía de su antigua colonia en 1997. Lo que comenzó como una movilización contra la ley de extradición, derivó en reivindicaciones más amplias en favor de un aperturismo democrático en este territorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Pekín impondrá una ley de seguridad para tomar el control de Hong Kong