La gestión de la pandemia pasa factura a la popularidad de Johnson

La caída del «premier» contrasta con la subida del apoyo de los británicos al nuevo líder laborista

Boris Johnson, durante su comparecencia este miércoles en la Cámara de los Comunes
Boris Johnson, durante su comparecencia este miércoles en la Cámara de los Comunes

Londres / E. La Voz

El covid-19 no solo ha acabado con la vida de más de 36.000 personas y con millones de empleos en el Reino Unido, sino que además está destruyendo la popularidad de Boris Johnson. Así lo revela una encuesta de la empresa YouGov publicada este miércoles. Según el sondeo solo el 39 % de los británicos aprueba al primer ministro frente al 43 % que lo suspende. Hace un mes contaba con el 47 % de aprobación.

El estudio demoscópico también arrojó que el número de ciudadanos que aprueban la gestión del Gobierno se ha reducido en diez puntos desde principios de mes, al pasar de 49 % a 39 %. Estos datos indican que se agotó el impulso producido por el regreso del premier a Downing Street, después de estar tres semanas convaleciente de coronavirus.

Entre finales de abril, cuando Johnson retomó sus funciones, y principios de mayo las encuestas mostraron que se detuvo la caída en la aprobación del Gobierno y se dio un ligero repunte, al pasar de 47 a 49 %. 

La presentación de la hoja de ruta para salir del confinamiento y la polémica que provocó, en particular lo relacionado con la reapertura de las escuelas el próximo 1 de junio, parecen haberle pasado factura al primer ministro. Así desde el 10 de mayo su Ejecutivo se ha dejado cinco puntos en las encuestas, al pasar de 44 a 39 %. El 23 marzo, cuando comenzó el aislamiento social, contaba con más de dos tercios de aprobación.

Pero mientras el político conservador pierde simpatía el flamante nuevo líder laborista, Keir Starmer, la gana. Así su valoración positiva ha pasado del 22 al 27 %. La prensa británica, incluso la más cercana a Johnson, atribuye el trasvase de apoyos a la actuación de Starmer en las sesiones de control en la Cámara de los Comunes de las últimas tres semanas, en las que ha criticado los errores del Gobierno en la gestión de la pandemia. 

Otro careo en los Comunes

Starmer aprovechó la sesión semanal de preguntas al jefe de Gobierno para reprochar la actuación de Johnson, a quien responsabilizó de «abrir un enorme hueco en las defensas» británicas por no establecer un sistema de rastreo del covid-19. El premier replicó que para el 1 de junio su Gobierno tendrá a 25.000 personas, que realizarán 10.000 pruebas diarias de detección. 

El laborista también fustigó a Johnson por mantener su decisión de elevar las contribuciones que los trabajadores extranjeros deben hacer a la sanidad pública para poder utilizarla. ¿La razón? Los sanitarios extranjeros también se ven afectados. En su réplica, Johnson parecía que iba a rectificar, pero no fue así. «La sanidad necesita fondos y esas contribuciones actualmente nos ayudan a recaudar 900 millones de libras (1.000 millones de euros) y es muy difícil que en las actuales circunstancias tengamos otra fuente», remató.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La gestión de la pandemia pasa factura a la popularidad de Johnson