Ofensiva de Irak para frenar el resurgir del Estado Islámico

El lanzamiento de  la operación Leones del Desierto coincide con la formación de Gobierno tras cinco meses de vacío político

Un cartel contrario al nuevo primer ministro y exjefe de Inteligencia, Mustafá al Kazimi
Un cartel contrario al nuevo primer ministro y exjefe de Inteligencia, Mustafá al Kazimi

Jerusalén / Colpisa

Irak declaró el final de la guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) el 9 de diciembre del 2017, pero la lucha armada todavía sigue abierta y los seguidores del califa vuelven a golpear en diferentes provincias de un país con demasiados frentes abiertos. Por eso, las autoridades anunciaron el miércoles el lanzamiento de la operación Leones del Desierto, que tiene como objetivo acabar con las células dormidas de un grupo que en los últimos días ha sido capaz de lanzar ataques coordinados contra las fuerzas de seguridad. Y en esta nueva ofensiva los yihadistas han matado al menos a trece militares y milicianos de las Unidades de Movilización Popular (las milicias chiíes). «Bajo la supervisión del Mando de Operación Conjunto, nuestra operación tiene como objetivo perseguir y arrestar a los terroristas en Wadi Houran, Husayniyyat, Al Kara, H2, Wadi al Hallcom y en las carreteras que van a las fronteras internacionales», precisó el comunicado que hizo oficial el inicio de este nuevo esfuerzo para frenar al Estado Islámico.

«Aprovechan la pandemia, el toque de queda por el coronavirus, el vacío de poder que ha habido los últimos cinco meses por la falta de Gobierno y las divisiones internas en el seno de las milicias chiíes», apuntó el analista Zeidon al Kinani en el canal Al Yazira para explicar el reciente repunte de violencia en un grupo terrorista que, tradicionalmente, siempre aprovechó el Ramadán para cometer ataques. Precisamente durante el mes sagrado del ayuno que en estos momentos celebran los musulmanes, los yihadistas consideran que cualquier acción de martirio obtiene una mayor gratificación que en cualquier otra etapa del año.

Células reconstituidas

El comité encargado de hacer seguimiento a las actividades del Estado Islámico y Al Qaida indicó en un informe enviado en febrero al Consejo de Seguridad de la ONU que las células durmientes del EI están comenzando a reconstituirse tanto en Irak como en Siria. Este aviso se ha traducido ya en las operaciones más importantes de los últimos dos años.

A los factores apuntados por Al Kinani en Al Yazira se podría sumar el proceso de repliegue en el que están inmersas las fuerzas de Estados Unidos, miembro principal de la coalición creada para combatir al EI.

Nuevo primer ministro

Ante la gravedad de la situación, con algunos ataques yihadistas a las puertas de Bagdad, el presidente Barham Saleh pidió el miércoles «acelerar la formación de un Gobierno capaz de llevar a cabo su responsabilidad de proteger la seguridad, la estabilidad y la soberanía de Irak». Ya de madrugada, el Parlamento respaldaba a Mustafá al Kazimi, de 53 años y exjefe de los servicios de inteligencia, como nuevo primer ministro del país, más de cinco meses después de la dimisión de Adel Abel Mahdi y tras los intentos fallidos de otros dos candidatos para formar Gobierno.

Ahora le tocará completar un Ejecutivo que tiene vacantes los puestos de ministro de Asuntos Exteriores y también del Petróleo, un bien fundamental para la economía del país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ofensiva de Irak para frenar el resurgir del Estado Islámico