La Justicia alemán abre el primer juicio contra Lufthansa por la tragedia aérea de Germanwings

Los demandantes exigen una compensación mayor que la ya pagada por la aerolínea germana

150 personas murieron al estrellar deliberadamente el copiloto un avión de la aerolínea Germanwings contra los Alpes franceses
150 personas murieron al estrellar deliberadamente el copiloto un avión de la aerolínea Germanwings contra los Alpes franceses

El Tribunal Regional de Essen (oeste de Alemania) abrió ayer un juicio por daños y perjuicios contra la aerolínea alemana Lufthansa por la tragedia de su filial Germanwings en el 2015,en la que 150 personas murieron al estrellar deliberadamente su copiloto el aparato contra los Alpes franceses. 

Se trata del primer juicio instruido por la Justicia alemana a demanda de un grupo de allegados de las víctimas, que reclaman una indemnización mayor de la compañía y de la escuela de aviación de ésta en Estados Unidos, donde se formó el causante de la catástrofe aérea, Andreas Lubitz.

Lubitz sufría depresión, había sido tratado por sucesivos médicos y se encontraba el día del accidente de baja, lo que ocultó a sus superiores.

Lufthansa pagó en su momento 10.000 euros a cada familiar directo de las víctimas y hasta 25.000 al heredero legal de éstas. Los demandantes reclaman 30.000 euros, para cada persona afectada, y otros 50.000 en concepto de herencia. 

Los 150 ocupantes del vuelo de Germanwings que cubría el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf, el 24 de marzo del 2015, murieron al estrellar el avión Lubitz, quien aprovechó una ausencia del piloto para encerrarse en la cabina, bloquear la puerta y provocar la tragedia. 

Lufthansa ha afrontado ya sucesivas demandas por la tragedia, tanto ante la justicia de Estados Unidos -sede de su escuela de aviación- como ante la de España, de donde procedía parte de las víctimas. Según los demandantes, Lubitz sufría ya de depresión cuando se formó en ese centro de EE.UU. Sin embargo, concluyó sus estudios y logró la licencia de piloto.

Lubitz pasó por unas 40 consultas médicas aquejado de depresión y otros trastornos psíquicos y tenía tendencias suicidas. Sin embargo, ninguno de los médicos que le trataron en los meses anteriores a la catástrofe pudo establecer un riesgo de suicidio.

Las investigaciones sobre las circunstancias de la catástrofe fueron asumidas por la Justicia francesa, mientras que la Fiscalía de Düsseldorf abrió diligencias para tratar de establecer otras posibles responsabilidades civiles en la tragedia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Justicia alemán abre el primer juicio contra Lufthansa por la tragedia aérea de Germanwings