Irak abre las fosas para identificar víctimas y cerrar heridas

alicia medina BEIRUT / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Ameer Al Mohammedaw

En el país hay un millón de personas desparecidas tras cuatro décadas de atrocidades

03 may 2020 . Actualizado a las 09:48 h.

En Irak, las inundaciones y los vientos del desierto alteran las estadísticas de los forenses. Cuatro décadas sumergiendo atrocidades en fosas comunes suman un millón de desaparecidos, desde las víctimas del régimen de Sadam Hussein (1979?2003) hasta las provocadas por Estado Islámico (2014-2017).

«No hay un número definitivo de fosas porque la naturaleza, el viento o las inundaciones, hacen que los restos mortales vuelvan a emerger a la superficie», explica Rasa Ostrauskaite, directora del Programa Iraquí de la Comisión Internacional de Personas Desaparecidas (ICMP por sus siglas en inglés). Según sus cálculos habría 200 localizaciones (cada una puede contener varias fosas comunes) de víctimas de la era de Sadam Hussein y unas cien de la época de Estado Islámico (EI).

El Gobierno iraquí y el Gobierno Regional del Kurdistán de Irak colaboran con organizaciones como ICMP, que les ofrece apoyo técnico, para exhumar e identificar a las víctimas.