Civiles armados irrumpen en el Capitolio de Míchigan para pedir el fin del estado de alarma

Trump da su apoyo a los manifestantes y critica a la gobernadora demócrata. «Debería ceder un poco», afirma

Varios hombres armados se parapetaron ante la oficina de la gobernadora, aunque en ese momento no estaba en el Capitolio
Varios hombres armados se parapetaron ante la oficina de la gobernadora, aunque en ese momento no estaba en el Capitolio

Decenas de manifestantes, entre ellos varios milicianos que portaban rifles de asalto, irrumpieron el jueves en el Capitolio de Míchigan (EE.UU.) para pedir el fin del estado de alarma. En ese momento, los legisladores se disponían a votar la extensión de la declaración de emergencia para contener la pandemia -que expiraba ese día- propuesta por la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer. Pese a que los republicanos tumbaron la iniciativa en el Legislativo, la gobernadora firmó una orden ejecutiva para mantenerla.

Al grito de «déjennos entrar», los manifestantes (entre 400 y 700, según la CNN), convocados por American Patriot Rally y exhibiendo lemas de Donald Trump, irrumpieron en el interior del edificio, ubicado en la capital, Lansing, y sede del Ejecutivo y del Legislativo estatal, lo que obligó a un grupo de policías a resguardar la entrada del recinto donde debatían los legisladores locales. Varios hombres armados se parapetaron ante la oficina de la gobernadora, aunque en ese momento no estaba en el Capitolio.

«Directamente sobre mí, hombres con rifles nos gritan», escribió en su cuenta de Twitter la senadora local Dayna Polehanki, quien aseguró que algunos de sus colegas llevaban chalecos antibalas. El mensaje estaba acompañado de una fotografía donde se observan a cuatro sujetos con prendas de camuflaje o negras y, al menos uno, portando un rifle.

 Según aclaró un portavoz de la Policía a NBC News, en Míchigan es legal que las personas porten armas, siempre que estas sean visibles.

El Congreso de Míchigan votó para no extender por 28 días más la declaración, como quería la gobernadora, y que vencía a medianoche local de este jueves (madrugada en España). «Fue una gran victoria», anunció el organizador de las protestas Ryan Kelley, un corredor de bienes raíces de Grand Rapids, según informa la CNN.

Los legisladores, liderados por los republicanos, avalaron una serie de proyectos para reemplazar las órdenes de Whitmer, quien ha sonado como una de las posibles aspirantes a ser la compañera de candidatura de Joe Biden. El presidente de la Cámara, el republicano Lee Chatfield, consideró «desenfrenado y antidemocrático» el enfoque de la funcionaria y defendió que «la gente merece una mejor solución».

Sin embargo, la mandataria firmó poco después una orden ejecutiva que le permite prorrogar las declaraciones de emergencia y desastre basada en «fuentes independientes de autoridad legal», en alusión a la Ley de poderes de emergencia del gobernador de 1945, indicaron medios locales.

«Si bien algunos legisladores creen que esta crisis ha terminado, el sentido común y todos los datos científicos nos dicen que aún no estamos fuera de peligro», dijo en un comunicado la demócrata Gretchen Whitmer. «Al negarse a extender la declaración de emergencia, los legisladores republicanos estaban poniendo en riesgo más vidas y medios de subsistencia», añadió.

El pasado día 15 de abril, decenas de habitantes de ese estado reclamaron a bordo de cientos de vehículos «su derecho a la libertad», mientras recorrían los alrededores del Capitolio, como parte de la que denominaron operación Atasco, informa Efe.

Cifras del Gobierno de Míchigan indicaron que ese Estado es uno de los más afectados por la pandemia, con 41.379 casos confirmados de coronavirus y 3.789 muertes. Estados Unidos ha superado ya el millón de contagiados por la enfermedad y los 63.000 fallecidos.

El apoyo del presidente

Donald Trump, una vez más, expresó su apoyo a los manifestantes de Míchigan (ya azuzó las protestas de hace 15 días contra el confinamiento en ese Estado y en Minnesota, Wisconsin y Virginia ) y cargó contra la gobernadora Whitmer. «Debería ceder un poco y apagar el fuego», escribió en un tuit el viernes por la mañana, dirigido a su base electoral, a seis meses de las elecciones presidenciales

«Son personas muy buenas, pero están enojadas. ¡Quieren recuperar sus vidas de nuevo, a salvo! Véalos, hable con ellos, haga un trato», añadió el presidente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Civiles armados irrumpen en el Capitolio de Míchigan para pedir el fin del estado de alarma