La ultraderecha, lista para aprovechar el miedo y tomar impulso en Europa

patricia Baelo BERLÍN / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

Cuando la economía sea la prioridad, el populismo repuntará, temen los expertos

26 abr 2020 . Actualizado a las 10:29 h.

La pandemia del coronavirus ha cambiado nuestra percepción de la realidad, de lo que es posible y lo que no. El hasta ahora inimaginable cierre de las fronteras europeas supone un sueño cumplido para las fuerzas de extrema derecha, que intentan aprovechar el miedo y la frustración de los ciudadanos para coger impulso. Siempre lo han hecho, solo que a diferencia de lo que ocurrió en el 2008 y el 2015 con las crisis de la deuda y los refugiados, esta vez no tienen que esforzarse para generar incertidumbre.

Aun así, las formaciones ultraderechistas pierden fuelle en aquellos países donde están en la oposición, y se benefician solo donde gobiernan. No obstante, los expertos advierten que, cuando las cifras de contagios se estabilicen y la economía sea la prioridad, muchos dejarán de escuchar a los científicos y empezarán a guiarse por la propaganda populista.

ALEMANIA.

AfD, a la baja. «La difusión de AfD en las redes sociales se ha reducido a la mitad», porque el partido alemán de extrema derecha carece de una postura clara en la pandemia, explica el analista Johannes Hillje. Al principio criticó que el Ejecutivo no se estaba tomando en serio el coronavirus, y un día 70 de sus 89 diputados infringieron el distanciamiento social y acudieron al Parlamento.