El Estado Islámico reivindica el ataque contra la mayor base militar de EE.UU. en Afganistán

El Gobierno libera otro centenar de talibanes, pese al rechazo al plan de excarcelación por parte de los integristas

El Gobierno afgano liberó este jueves a otro centear de presos talibanes
El Gobierno afgano liberó este jueves a otro centear de presos talibanes

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reclamó este jueves el ataque con cohetes contra la base aérea de Bagram, la mayor base militar de EE.UU. en Afganistán, que se saldó sin víctimas.

Antes de la reivindicación del EI, la misión de la OTAN en el país, Apoyo Decidido, había indicado que un total de cinco proyectiles habían impactado en la base aérea de Bagram a primera hora de esta mañana. «No ha habido víctimas mortales ni heridos. Nuestros socios de las Fuerzas de Seguridad Afganas están investigando el incidente», señala en su cuenta de Twitter.

El gobernador del distrito de Bagram, Abdul Shokor Qudosi, ha contado  que dos de los cohetes han alcanzado una zona residencial provocando daños en un edificio cercano, mientras que los otros tres han caído dentro del aeropuerto, segun recoge Europa Press de la agencia alemana DPA.

Un portavoz del Ministerio de Interior, Tariq Arian, acusó del ataque a los talibanes, que habrían utilizado un lanzacohetes colocado en el maletero de un coche, según informa la agencia de noticias afgana Jaama. Sin embargo, un portavoz talibán ha rechazado cualquier implicación en el ataque a Bagram. Qudosi ha denunciado que se trata de la tercera acción de este tipo contra la base militar desde que Estados Unidos y los talibanes firmaron el acuerdo de paz en febrero. El último ataque tuvo lugar el mes pasado y fue reivindicado por Estado Islámico.

Sigue la excarcelación

Mientras, el Gobierno afgano sigue con su agenda de liberación de presos talibanes, con una nueva tanda de un centenar, pese al rechazo del plan por los insurgentes, que creen que les está engañando y libera a prisioneros irrelevantes, informa Efe. 

Las conversaciones entre el Gobierno afgano y la delegación de tres talibanes -que pisaban Kabul de manera oficial por primera vez en 19 años- encallaron ante la negativa gubernamental a liberar primero a 15 talibanes preeminentes, como demandaban los insurgentes, al considerar que habían participado en «grandes ataques» y que podrían reincorporarse al frente de batalla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Estado Islámico reivindica el ataque contra la mayor base militar de EE.UU. en Afganistán