La secretaria de prensa de la Casa Blanca deja el cargo tras nueve meses y sin haber dado una rueda de prensa

Stephanie Grishamn es la tercera en el puesto durante la presidencia Trump, tras Sean Spicer y Sarah Sanders

Stephanie Grisham
Stephanie Grisham

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grishamn, deja su cargo nueve meses después de acceder al puesto y sin haber dado una rueda de prensa durante este período. Es la tercera en ocupar ese puesto durante la presidencia de Donald Trump, tras Sean Spicer y Sarah Sanders.  

Grisham regresará al ala este como jefe de gabinete y portavoz de Melania Trump, reemplazando a Lindsay Reynolds quien, según el comunicado, renunció a principios de esta semana para pasar tiempo con su familia,después de tres años en ese puesto. La propia primera dama ha anunciado que Grisham volverá a incorporarse a su equipo de prensa en el ala este: «Estoy emocionada de darle la bienvenida a Stephanie nuevamente al equipo en este nuevo papel. Ha sido un pilar y una verdadera líder en la Administración desde antes del primer día», señaló Melania.

En el mismo, Grisham se ha mostrado «honrada por haber servido tanto al presidente como a la primera dama en la Administración» y ha añadido que su sustituto «será anunciado en los próximos días». «Seguiré en el ala oeste de la Casa Blanca para ayudar a una transición tranquila mientras sea necesario», ha zanjado Grisham.

En julio del 2019, fue nombrada para el cargo, en sustitución de Sarah Sanders y, durante este período, no ha celebrado ninguna rueda de prensa, limitándose a realizar anuncios a través de su cuenta en Twitter y apariciones frecuentes en el canal Fox News, el principal medio que apoya a Trump. 

Grisham, de 43 años, se justificó en ocasiones al decir que el presidente no quería que diera ruedas de prensa, y recibió breves alabanzas al pelear por un mayor acceso de la prensa estadounidense durante la tercera reunión entre Trump el líder norcoreano, Kim Jong-un, el año pasado en la frontera intercoreana.

Durante las últimas semanas ha sido Donald Trump el que se ha dirigido a la prensa desde la Casa Blanca a causa de la pandemia de coronavirus, unas ruedas en las que Grisham tampoco ha participado.Grisham, que se unió en el 2015 a la campaña de Trump y trabajó en el 2012 en la campaña a la presidencia de Mitt Romney, abandona el cargo pocos días después de que Mark Meadows fuera nombrado jefe de Gabinete de la Casa Blanca.

Su sustituta

Según la CNN y los diarios The New York Times y The Washington Post, Trump ha elegido como nueva portavoz de la Casa Blanca a Kayleigh McEnany, hasta ahora portavoz de su campaña de reelección. McEnany, de 31 años, es una fiel defensora de Trump que aparece frecuentemente en sus canales de televisión favoritos, Fox News y el ultraconservador One America News, algo que el presidente considera crucial en una portavoz.

La joven comentarista comenzó a defender a Trump informalmente en distintos canales hace tres años, hasta que su campaña de reelección la fichó en el 2017 para protagonizar algunos boletines propagandísticos emitidos en Facebook bajo la etiqueta de «Real News».

No está claro si McEnany, cuyo nombramiento no ha sido confirmado por la Casa Blanca, tendrá un intercambio más fluido con la prensa que su predecesora, sobre todo teniendo en cuenta que el propio Trump da ahora ruedas de prensa diarias debido a la crisis del coronavirus.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La secretaria de prensa de la Casa Blanca deja el cargo tras nueve meses y sin haber dado una rueda de prensa