Orbán carga contra la UE y el magnate Soros por las críticas a su deriva autoritaria

Lamenta que en Bruselas «estén repartiendo críticas en lugar de salvar vidas»

Policia militar patrulla las calles de Budapest
Policia militar patrulla las calles de Budapest

Redacción

Víktor Orbán cargó este viernes contra la Unión Europea y contra el magnate George Soros por las denuncias de su deriva antidemocrática que trae consigo la ley que permite al Gobierno húngaro mantener de forma indefinida el estado de emergencia, una medida que le permite gobernar por decreto y restringir derechos y libertades. El primer ministro de Hungría lamentó que «en Bruselas estén repartiendo críticas en lugar de salvar vidas». En cambio, destacó que China, con la que mantiene una estrecha relación comercial, sí que han brindado su ayuda en estas últimas semanas, según recoge la agencia Bloomberg.

Por otra parte, Orbán acusó a Soros de estar detrás de las críticas. «Hungría tiene enemigos que quieren conseguir los recursos de este país. Esta red está dirigida por George Soros. Su gente está en Bruselas en los puestos desde donde nos atacan ahora», dijo Orbán, sin ofrecer prueba alguna de estas alegaciones. El dirigente magiar ha convertido al magnate y filántropo húngaro-estadounidense en su principal enemigo por promover a través de la Fundación Open Society los valores liberales y progresistas, contrarios al ideario ultranacionalista de Orbán. Una institución que ante la presión cambió su sede de Budapest a Berlín.

A sus colegas del Partido Popular Europeo (PPE), el primer ministro de Hungría les soltó que no tiene tiempo para tratar la expulsión de su partido Fidesz del grupo conservador de la Eurocámara, como han solicitado trece formaciones, entre los que no está el PP de Pablo Casado ni la CDU de Angela Merkel. «Con todos los respetos, no tengo tiempo para esto», escribió Orbán en una carta dirigida al secretario general del PPE, el español Antonio López-Istúriz, y en la que también se muestra dispuesto a discutir «cualquier problema» una vez que la pandemia se haya superado.

«Me cuesta imaginar que ninguno de nosotros tenga tiempo para fantasear sobre las intenciones de otros países, me parece un lujo de alto precio en estos días», critica Orbán en su misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press. Además sostiene que todas las medidas adoptadas por su Gobierno apuntan a la recuperación económica y social tras la pandemia y siempre «dentro de los límites de la Constitución». «Sugiero que todos hagamos lo mismo en nuestros respectivos países», concluye el mensaje firmado por Orbán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Orbán carga contra la UE y el magnate Soros por las críticas a su deriva autoritaria