Pakistán vuelve a detener a los acusados del asesinato del periodista Daniel Pearl

Los arrestos tienen lugar después de que Estados Unidos describiera la excarcelación como un insulto a la familia del reportero

Homenaje a Daniel Pearl
Homenaje a Daniel Pearl

La Policía de Pakistán ha vuelto a detener a los acusados del asesinato en el 2002 del periodista estadounidense Daniel Pearl, solo un día después de ser liberados por un tribunal. El acusado principal, el ciudadano británico-pakistaní Ahmed Omar Said Sheij, y otros tres hombres, también imputados en su momento por el secuestro y el asesinato del periodista, permanecerán otros tres meses más en prisión.. «La liberación de dichos acusados creará serios problemas de ley y orden, y por lo tanto (…) se ha recomendado que sean arrestados por un período de tres meses», informó el Departamento de Interior de la provincia de Sindh.

Un tribunal de Sindh anuló el  jueves la sentencia de muerte contra Sheij que emitió una juez antiterrorista en el 2002 tras poner en duda las pruebas que le señalaron como culpable por primera vez, y le sentenció en su lugar a siete años de cárcel por secuestro. Sin embargo, se trata de una condena impuesta a tiempo ya cumplido, de ahí que saliera de la cárcel el mismo jueves.

Sus tres presuntos cómplices, Fahad Naseem, Salman Saqib y Mohamad Adil, han pasado de cumplir sendas cadenas perpetuas a salir absueltos en este nuevo dictamen.

La defensa basó sus argumentos en que no existían evidencias concluyentes contra los acusados, alegando por ejemplo que no había testigos de los hechos y que la mayoría de los testimonios correspondían a policías y carecían de la fiabilidad suficiente. En este sentido, defendieron que solo había pruebas circunstanciales.

Sin embargo, los cuatro han vuelto a acabar entre rejas en virtud de una ley nacional que permite la detención sin cargos hasta tres meses, en una decisión que tiene lugar después de que el Departamento de Estado de Estados Unidos describiera la exoneración como un insulto a la familia de Pearl, y a las víctimas del terrorismo en general.

El ministro de Asuntos Exteriores de Pakistán, Shah Mahmud Qureshi, ha reconocido que el Gobierno está sopesando apelar la liberación de todos los acusados en respuesta a las exigencias de las autoridades estadounidenses.

Pearl, corresponsal regional del Wall Street Journal, fue secuestrado en el 2002 en la ciudad de Karachi, supuestamente cuando se dirigía a entrevistar a un líder islamista. Su caso fue uno de los numerosos raptos de periodistas extranjeros ocurridos en Pakistán tras la caída del régimen talibán en Afganistán en el 2001.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pakistán vuelve a detener a los acusados del asesinato del periodista Daniel Pearl