Los kurdos controlan un motín de presos del Estado Islámico en una cárcel siria

Otra fuentes afirman que algunos prisioneros lograron huir y se les está buscando con ayuda de aviones de la coalición internacional

Presos del Estado Islámico, en la carcel gestionada por los kurdosirios en Al Hasaka
Presos del Estado Islámico, en la carcel gestionada por los kurdosirios en Al Hasaka

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), la milicia liderada por los kurdos, han asegurado este lunes que han controlado el motín de presos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que comenzó el domingo en una cárcel de Al Hasaka, en el noreste de Siria, y aseguraron que ninguno de los internos logró fugarse. «Afirmamos que no hubo ninguna fuga de presos, la situación en la cárcel está completamente bajo control», dijo en un comunicado Quino Gabriel, portavoz de la FDS que controla el noreste de Siria y a cargo de la prisión escenario del motín.

Los reos del EI lograron arrancar a última hora del domingo las puertas de las celdas, hacer agujeros en las paredes de los dormitorios y tomar el control de la primera planta de la prisión de Al Hasaka, lo que provocó una respuesta «directa» de las fuerzas antiterroristas de las FSD, según la nota recogida por la agencia Efe.

Sin embargo, el jefe de comunicación de las FSD, Mustafa Bali, indicaba el domingo en Twitter que «los terroristas del EI se apoderaron por completo de la planta baja de la prisión de Al Hasaka» y que «algunos lograron escapar y se les está buscando».

Por su parte, Myles Caggins, portavoz de la coalición que lidera Estados Unidos, ha resaltado que las fuerzas internacionales «están apoyando a los socios de las FDS con vigilancia aérea». «La instalación acoge a miembros de perfil bajo de Estado Islámico», ha detallado.

La agencia siria SANA y el Observatorio de Derechos Humanos confirmaron que aviones de la coalición sobrevolaron el domingo la zona ya en horario nocturno lanzando artefactos luminosos.

Según estimaciones no oficiales, en la cárcel hay entre 3.000 y 5.000 presos del Estado Islámico.

Los kurdos mantienen detenidos en diferentes prisiones a miles de yihadistas capturados durante la larga campaña en la que fueron ganando terreno al EI en distintos puntos del país, hasta la caída del califato en marzo del año pasado. Las milicias kurdas también mantienen a decenas de miles de familiares de combatientes del EI en campos como el de Al Hol, también situado en la provincia de Al Hasaka, donde desde el 2015 han ido confinando a los evacuados del EI durante la ofensiva.

Gabrielí llamó a la comunidad internacional y la coalición internacional de lucha contra el EI en Irak y Siria a garantizar la «máxima seguridad» para este tipo de instalaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los kurdos controlan un motín de presos del Estado Islámico en una cárcel siria