Pompeo viaja a Kabul para intentar salvar el acuerdo de paz con los talibanes

Las disputas internas afganas ponen en peligro el acuerdo y la salida de las tropas estadounidenses

El asesor de Seguridad Nacional afgano recibió a Pompeo en el palacio presidencial
El asesor de Seguridad Nacional afgano recibió a Pompeo en el palacio presidencial

Washington / e. la voz

Estados Unidos está desaconsejando al máximo los viajes al extranjero por la pandemia del coronavirus, incluido a su personal diplomático, pero ello no ha sido óbice para que el secretario de Estado, Mike Pompeo, regresara ayer a Washington de un viaje relámpago a Afganistán. El objetivo, tratar de lograr avances en la implementación del acuerdo de paz firmado con los talibanes en Catar el 29 de febrero. Mal debe de ver la situación Pompeo para haber realizado el viaje en estas circunstancias, aunque no está claro si su esfuerzo ha dado frutos. Abandonó Kabul sin ofrecer detalles concretos.

Tres semanas después de la firma del histórico acuerdo, con el que Estados Unidos quiere poner fin a su despliegue en el país tras 18 años de guerra infructuosa, el mayor impedimento no parece estar tanto en la relación con los talibanes como en las disputas políticas afganas. El proceso abierto en Catar está en punto muerto a consecuencia de la lucha de poder entre el presidente Ashraf Ghani y su rival en las últimas elecciones, Abdulá Abdulá. Ambos se declararon vencedores e incluso celebraron ceremonias paralelas de inicio de mandato.

Las disputas internas han puesto en cuarentena el inicio de las conversaciones entre Kabul y el grupo insurgente, fundamentales para que se pueda consolidar un complejo proceso de paz y reconciliación en el país. En teoría, esta fase es independiente del pacto firmado entre la Administración Trump y los talibanes por el que los fundamentalistas se comprometieron a impedir la presencia de organizaciones terroristas en el territorio bajo su control a cambio de la salida de las tropas norteamericanas. Pero si no hay avances en las conversaciones entre Gobierno y los talibanes, lo acordado podría volar por los aires. Por ello Pompeo se reunió con ambos políticos, a pesar de que Estados Unidos había señalado anteriormente que no iba a mediar entre ellos. 

«Estamos en una crisis»

Un funcionario del Departamento de Estado, en condición de anonimato, señaló al grupo de periodistas que les acompañó en el viaje que «estamos en una crisis». Su temor, reconoció, «es que, a menos que esta crisis se resuelva, y lo haga pronto, podría afectar al proceso de paz». Y con ello, al éxito del pacto sellado en Doha a finales del mes pasado. Y como consecuencia, a una retirada completa de tropas, que ya ha comenzado de forma progresiva.

El viaje del secretario de Estado es el primero al extranjero desde que se trasladara a Doha para la firma del pacto que ahora intenta salvar. Previamente canceló al menos dos viajes internos por el brote de coronavirus.

El sábado, horas antes de viajar sin previo aviso hasta la capital afgana, Mike Pompeo compartió en redes sociales una foto doméstica junto a su mujer completando un puzle y mientras en el televisor se podía ver una escena de la película Top Gun. Pompeo explicaba la escena y añadía: «Si echas de menos la playa, ¡simplemente ponte «Top Gun!».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pompeo viaja a Kabul para intentar salvar el acuerdo de paz con los talibanes