Almagro es reelegido al frente de la OEA con el apoyo de los contrarios a Maduro

Obtiene un contundente triunfo frente a su rival, la ecuatoriana María Fernandad Espinosa, gracias al decidido apoyo de EE.UU.

Almagro y Pompeo, en una reunión de la OEA el pasado enero
Almagro y Pompeo, en una reunión de la OEA el pasado enero

Bogotá / E. La Voz

Con mascarillas y guantes. Así aparecieron muchos embajadores ante la Organización de Estados Americanos (OEA) en la cumbre celebrada este viernes en Washington para elegir al secretario general de la institución para los próximos cinco años. Las precauciones para hacer frente al coronavirus tuvieron efecto dentro del recinto, donde la asistencia fue limitada. Ganó la contienda el exministro de Exteriores uruguayo Luis Almagro, mandatario de la organización desde el 2015, y que revalidará su mandato a pesar de que cuando asumió su primer mandato dijo que no se presentaría a la reelección.

«Continuaré dedicando todos los esfuerzos para garantizar más derechos para más personas en los 34 estados miembros», dijo el diplomático cuando conoció el resultado del escrutinio. Consiguió 23 votos de los 34 miembros activos de la OEA (Cuba no participa desde 1962) frente a su rival, la extitular de Exteriores ecuatoriana María Fernanda Espinosa, que reunió 10 sufragios. La misión de la isla Dominica no participó en la votación.

Presión de Pompeo

Almagro era favorito, pero la diferencia de votos es mayor a la esperada. Parte de los analistas políticos de la región creían que Espinosa tenía alguna opción de ser elegida. Pero el decidido respaldo de Estados Unidos y sus principales socios en la región, Colombia y Brasil, a la candidatura del uruguayo, ha terminado por ser decisiva.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, llegó a reunirse con seis ministros de Exteriores latinoamericanos para pedir el voto por Almagro, que se ha mostrado, en los últimos años, como un gran crítico del Gobierno de Nicolás Maduro, llegando incluso a reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, y a aceptar a uno de los diputados de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, como representante ante la OEA.

La elección ha supuesto una lucha ideológica dentro de la institución multilateral. Espinosa, exministra de Exteriores ecuatoriana durante la presidencia de Rafael Correa (2007-2017) y su sucesor, Lenín Moreno, era apoyada por México, Argentina y parte de los países caribeños, entre ellos los más cercanos al Gobierno venezolano.

La candidata, que no era apoyada ahora por su propio país, pretendía ser un «puente» entre los Estados miembros del Grupo de Lima y aquellos que se mantienen neutrales o apoyan a Caracas en las diferencias sobre Venezuela que azotan la región.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Almagro es reelegido al frente de la OEA con el apoyo de los contrarios a Maduro