La policía eleva a más de 50 heridos el balance por un atropello múltiple en Alemania, un tercio de ellos niños

El conductor, un alemán de 29 años, ha sido detenido por las autoridades, que aún investigan las causas del atropello masivo en un desfile de carnaval


Berlín

Nueva tragedia en el estado federado de Hesse, situado en el oeste de Alemania. Apenas cuatro días después de que un ultraderechista asesinara a tiros a diez personas por motivos xenófobos en la ciudad de Hanau, un conductor protagonizaba el lunes un atropello intencionado en Volksmarsen, de 6.800 habitantes. Ocurrió en torno a las 14.45 horas durante el tradicional desfile del lunes de carnaval, y dejó un balance provisional de más 50 heridos, entre ellos siete de gravedad. «Un tercio de las víctimas son niños», dijo el titular de Interior de Hesse, Peter Beuth. 37 de ellos siguen ingresados, según los últimos datos.

El conductor, un hombre de 29 años y nacionalidad alemana, se dirigió deliberadamente contra la multitud que participaba en el evento y ya ha sido detenido por las fuerzas de seguridad. Así lo informó el jefe de la policía del norte de Hesse, Henning Hinn, quien habló de un «atropello intencionado, pero no de un atentado». Sin embargo, Reiner Lingner, agente de la comisaria de Kassel, a unos 30 kilómetros de distancia, fue menos claro. «No podemos aportar aún datos sobre las causas o el trasfondo», apuntó en declaraciones a Die Welt.

Lo único que se sabe por el momento es que el agresor era vecino de Volksmarsen y que no tiene antecedentes relacionados con violencia extremista, según comunicó la Fiscalía General de Fráncfort, que investiga el caso de momento como un intento de homicidio. Varios testigos citados por el diario Frankfurter Rundschau y la televisión pública local Hessische Rundfunk apuntaron a un Mercedez-Benz familiar de color gris metalizado, que arremetió contra un gran número de espectadores adentrándose unos treinta metros en el grupo.

Previamente el vehículo había violado la prohibición de circular por esa zona, cerrada al tráfico por las celebraciones. Volksmarsen quedó inundado de policías, bomberos y ambulancias. En el ayuntamiento se dispuso un centro de atención para los allegados de las víctimas, mientras los equipos de rescate trasladaban a los heridos a los hospitales más cercanos, algunos en helicóptero. Las autoridades decidieron suspender el resto de los actos de carnaval en Hesse y pidieron la ayuda de testigos que pudieran contar con fotos o vídeos del atropello múltiple.

La canciller Angela Merkel se mostró consternada. «Sus pensamientos están con los heridos de Volksmarsen así como con sus familiares y amigos», aseguró su portavoz, Ulrike Demmer, en Twitter. También el primer ministro del estado federado, el conservador Volker Bouffier, que deseó a todos los heridos y sus allegados «una rápida y completa recuperación», al tiempo que agradeció la labor de los servicios de emergencia. Sin duda este episodio cuestiona la eficacia de las nuevas medidas de seguridad implementadas por el Gobierno tras el atentado de Hanau.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La policía eleva a más de 50 heridos el balance por un atropello múltiple en Alemania, un tercio de ellos niños