España cederá al mando de la OTAN parte de sus tropas en Irak

Los socios de la Alianza Atlántica responden a las presiones de Trump con una transferencia de efectivos desde la coalición internacional

Jens Stoltenberg saluda a Margarita Robles y el ministro de Defensa turco
Jens Stoltenberg saluda a Margarita Robles y el ministro de Defensa turco

Bruselas / Colpisa

Parte de las tropas de la coalición internacional que están implicadas en el entrenamiento de las fuerzas iraquíes que combaten al grupo terrorista del autodenominado Estado Islámico (EI) en aquel país pasará a estar bajo el mando de la OTAN. Se trata de un primer movimiento de expansión en Oriente Medio con el que la Alianza Atlántica pretendería satisfacer las últimas exigencias de Donald Trump sin que ello suponga un mayor despliegue adicional de efectivos de combate, al que muchos países son reacios.

El presidente norteamericano ha vuelto a presionar a una organización que en el pasado calificó de «obsoleta», exigiendo a los socios una implicación más activa en una zona en la que él mismo disparó la tensión cuando ordenó un ataque aéreo que el pasado 3 de enero mató al general iraní Qasem Soleimani en Bagdad.

La cuestión es que los ministros de Defensa de la Alianza, reunidos el miércoles y este jueves en Bruselas, pretenden esquivar esa nueva sacudida de la Casa Blanca con una transferencia de efectivos que permitiría «intensificar y brindar más apoyo a Irak». «Las fuerzas de seguridad iraquíes han demostrado coraje y valentía en la lucha contra ISIS/Daesh [como se conoce también al EI] y los entrenamos para que sean aún mejores», defendió el secretario general de la Alianza, Jens Stoltemberg.

España se implicará en ese movimiento pasando al nuevo paraguas de la OTAN el grueso de los 350 militares que están destacados en Besmayah, a unos diez kilómetros al sureste de Bagdad. Una base en la que junto con efectivos de países como el Reino Unido, Portugal o Francia se cumple con la misión de instruir a fuerzas iraquíes. «Nosotros apoyamos que una parte importante pase del contingente de la coalición internacional a la OTAN, al mismo tiempo que vamos a seguir trabajando con la coalición [internacional]», afirmó la ministra Margarita Robles.

El segundo enclave con mayor número de soldados españoles se encuentra en la base Taji, al norte de la capital iraquí, con 80 militares. Otros 40 más prestan servicio en el Centro Diplomático de Apoyo de Bagdad, emplazado en el mismo aeropuerto. Y 40 más, de Operaciones Especiales, tienen destino en las inmediaciones de Faluya.

Alemania duda

Pero otros países, como Alemania, no lo tienen tan claro. El mandato que su Parlamento ha otorgado a las tropas es el de actuar como misión nacional y no bajo el control de la OTAN, así que una reasignación queda condicionada a la autorización del Bundestag.

«·El ISIS no puede regresar. Ha sido responsable de la brutalidad y violencia horribles que han sufrido los iraquíes y es una amenaza para todos los aliados de la OTAN porque utiliza el terrorismo para atacarles», subrayó Stoltenberg. La transferencia de tropas al mando de la Alianza Atlántica requerirá en todo caso el permitido de las autoridades iraquíes. «Se están haciendo gestiones y en principio todo parece indicar que habría esa posición favorable del Gobierno iraquí», destacaba Robles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España cederá al mando de la OTAN parte de sus tropas en Irak