Donald Trump se venga de varios testigos del «impeachment»

Despide por colaborar con la investigación al embajador ante la UE y a un asesor experto en Ucrania

Donald Trump
Donald Trump

Washington | E. La Voz

Si el miércoles fue el día de la absolución y el jueves el de la celebración (entendida por el presidente como una oportunidad para el insulto a sus rivales políticos y el elogio de los incondicionales), el viernes fue el día de la purga. O aparentemente, del comienzo de su venganza. Donald Trump no solo ha eludido buscar la reconciliación tras el impeachment, tal y como hiciera Bill Clinton tras el suyo en 1999, sino que esta pasada madrugada ha comenzado la limpieza. En apenas unas horas, dos de los principales testigos del escándalo ucraniano fueron despedidos de sus respectivos puestos. 

Trump intentó impedir que funcionarios y cargos designados por la Casa Blanca participaran en el impeachment. Tanto el embajador ante la Unión Europea, Gordon Sondland, como el teniente coronel Alexander Vindman, máximo experto en Ucrania del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, hicieron caso omiso y ahora el presidente se lo ha hecho pagar. El primero, un hotelero sin experiencia diplomática previa y donante de un millón de dólares para la toma de posesión de Trump, confirmó en noviembre ante el Congreso que Trump presionó al presidente de Ucrania para que este anunciara una investigación contra Joe Biden. Con pasmosa naturalidad, Sondland declaró que «todo el mundo estaba al tanto», entre ellos el vicepresidente Mike Pence o el Secretario de Estado, Mike Pompeo. 

Vindman, nacido en Ucrania, militar condecorado y veterano de la guerra de Irak, escuchó la llamada del 25 de julio entre Trump y su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski. La conversación que dio pie a la denuncia de un whistleblower (denunciante anónimo) y posteriormente a la investigación del impeachment. En ella, el mandatario estadounidense pronunció la ya famosa frase de «quiero que nos hagas un favor», el de investigar a Biden. Vindman, que alertó hasta en dos ocasiones a sus superiores, declaró que «es impropio que el presidente de Estados Unidos pida a un Gobierno extranjero que investigue a un ciudadano estadounidense y oponente político».

Alexander Vindman y su hermano Yevgeny, que igualmente formaba parte del equipo de asesores de la Casa Blanca, fueron retirados del cargo horas después de que el propio Donald Trump diera pábulo a los rumores que indicaban su inmediata salida. El abogado de los hermanos, David Pressman, aseguró en un comunicado que a Vindman se le ha despedido «por decir la verdad». Añadió que «su honor, su compromiso con lo que es correcto, asustó a los poderosos». Sondland, por su parte, se limitó a afirmar en un comunicado que «estoy agradecido con el presidente Trump por haberme dado la oportunidad de servir».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Donald Trump se venga de varios testigos del «impeachment»