Iowa abre la carrera demócrata para derrotar a Trump

Carlos Pérez Cruz WASHINGTON / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

La senadora Elizabeth Warren, Joe Biden y Bernie Sanders, en un debate el pasado 14 de enero
La senadora Elizabeth Warren, Joe Biden y Bernie Sanders, en un debate el pasado 14 de enero Shannon Stapleton | REUTERS

Bernie Sanders y Joe Biden lideran las encuestas de un partido dividido entre progresistas y moderados

02 feb 2020 . Actualizado a las 11:02 h.

Es un estado con poco más de tres millones de habitantes en un país donde viven alrededor de 330 millones de personas. De allí salen solo 41 delegados de los casi 4.000 que deciden el candidato demócrata en la convención nacional del partido, apenas un 1 % de todos ellos. Y aún así, los principales aspirantes llevan meses recorriendo casi cada uno de los rincones de Iowa, un estado del medio oeste estadounidense, rural y de mayoría blanca, intentando seducir al electorado demócrata. Horas de carretera para dirigirse, en ocasiones, a apenas un puñado de parroquianos. Una «cura de humildad», según John Zogby, experto en sondeos electorales, porque quienes aspiran a llegar al despacho más poderoso del planeta «compiten como si lo hicieran para un puesto local».

Comenzaron a debatir en junio y por el camino han caído ya dieciocho aspirantes. Quedan once, pero los que tienen opciones reales, o razonables, casi se cuentan con los dedos de una mano. Y uno de ellos, el exalcalde de Nueva York Mike Bloomberg, ni siquiera se presenta a los caucus que se celebran mañana. De hecho, no empezará a intentar sumar delegados hasta dentro de un mes, pasadas las tres primeras citas del calendario. Si le sale bien la jugada, «la magia de los caucus de Iowa desaparecerá», vaticina Steffen Schmidt, politólogo y profesor en la Universidad Estatal de Iowa. «Porque desde 1976», aunque hay alguna excepción, «debes quedar primero, segundo o tercero en Iowa para conseguir la nominación del Partido Demócrata» a la presidencia. Bloomberg, multimillonario, entrará en liza en el conocido como supermartes, el 3 de marzo, cuando se celebran primarias en más de una decena de estados, que aportan el 34 % de los delegados. 

Bloomberg. el plan B

Para John Zogby, Mike Bloomberg es una especie de plan B del Partido Demócrata en caso de que decaiga la candidatura de Joe Biden. «Para Bloomberg lo perfecto sería que no hubiera nada claro después de Iowa y [de las primarias de] Nuevo Hampshire, que se disipara el apoyo a Biden y que hubiera preguntas sobre si puede ganar», explica Zogby. El exvicepresidente de Barack Obama sigue siendo el favorito en las encuestas a nivel nacional entre los votantes demócratas, pero no le pierde rastro el senador Bernie Sanders, que estuvo a punto de derrotar a Hillary Clinton en las primarias del 2016 y lidera las encuestas en Iowa. «Sanders lo está haciendo extremadamente bien», apunta el encuestador, y eso puede poner nervioso al aparato del partido, más proclive al moderado Biden que al socialista Bernie Sanders. «Y Bloomberg está contando con eso», señala Zogby.