Vía libre para juzgar al líder de la AfD del Parlamento alemán

El Bundestag vota por mayoría retirar la inmunidad a Alexander Gauland, que deberá responder por un supuesto delito fiscal

Gauland, uno de los dos líderes de AfD, habla en el Bundestag con su colega Beatrix von Storch
Gauland, uno de los dos líderes de AfD, habla en el Bundestag con su colega Beatrix von Storch dpa

Berlín / Colpisa

Con la Hacienda alemana no se bromea. Por un presunto fraude fiscal de tan solo 3.000 euros, el Bundestag acordó este jueves retirar la inmunidad al líder parlamentario de la ultranacionalista Alternativa para Alemania (AfD), Alexander Gauland, para que responda ante la Fiscalía de Fráncfort. Esta había solicitado ese paso para «ejecutar resoluciones forzosas y de incautación judiciales». Inmediatamente después agentes de la Policía e inspectores fiscales allanaban las viviendas del dirigente populista en Fráncfort y Potsdam, junto a Berlín, en busca de pruebas. En la votación previa en la Cámara baja alemana diputados de todos los grupos parlamentarios apoyaron la retirada de la inmunidad a Gauland, mientras muchos de sus propios correligionarios se abstuvieron. Un portavoz de AfD en el órgano legislativo subrayó que «contemplamos el sumario y las medidas adoptadas en base al mismo injustificadas y desproporcionadas».

La Fiscalía de Fráncfort había abierto ya una investigación contra el líder espiritual del ultranacionalismo germano en marzo del 2019, como sospechoso de un delito fiscal privado, y solicitado entonces que le fuera levantada su inmunidad parlamentaria. Al parecer fue por una vieja declaración conjunta del IRPF con su esposa, de la que ahora vive separado, en la que había un agujero de unos 3.000 euros sin justificar. Pero también se investiga la fiscalización de sus salarios como diputado del Estado federado de Brandemburgo, al que Gauland perteneció anteriormente, y del Bundestag.

La Justicia y el fisco alemanes tienen así enfilados a los dos líderes parlamentarios de AfD. La copresidenta del grupo parlamentario en el Bundestag, Alice Weidel, perdió en noviembre su inmunidad a petición de la Fiscalía de Constanza, en el sur de Alemania. La dirigente de la formación euroescéptica, xenófoba y ultraconservadora es acusada de atentar contra la legislación alemana sobre partidos políticos por un donativo de 130.000 euros aportados por una empresa farmacéutica suiza. La financiación política con fondos procedentes del extranjero está prohibida en Alemania.

No es la primera vez que el partido populista es perseguido por sus oscuras fuentes de financiación. La justicia berlinesa confirmó el pasado día 9 una sanción de 270.000 euros dictada por la Administración del Bundestag contra AfD tras confirmarse que su presidente, Jörg Meuthen, había recibido ayuda económica desde Suiza para la campaña electoral de su formación en el estado de Baden Württemberg en el 2016.

Castigo a otra diputada

Gauland no fue el único diputado que perdió este jueves su inmunidad. La cristianodemócrata Karin Strenz fue castigada por el pleno del Bundestag con la misma medida como sospechosa de soborno y corrupción. También su vivienda y oficinas fueron registradas de manera inmediata. Strenz fue sancionada ya el pasado año con una multa de 20.000 euros por la Cámara baja alemana, debido a su implicación en un escándalo de sobornos en la república caucásica de Azerbaiyán como miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vía libre para juzgar al líder de la AfD del Parlamento alemán