Guaidó cumple un año y clama ayuda para Venezuela: «Solos no podemos»

Tras su paso por Davos viajará a París, antes de su llegada el sábado a Madrid

Guaidó se encontró con Mekerl en Davos, y hoy tienen previsto volver a reunirse
Guaidó se encontró con Mekerl en Davos, y hoy tienen previsto volver a reunirse

Caracas / corresponsal

Un año después de su jura como presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó fue ayer a Davos (Suiza) como primer dirigente venezolano que asiste al Foro Económico Mundial en casi tres décadas, a pedir ayuda internacional para deshacerse del «conglomerado criminal» que tiene sometido a su país. «Solos no podemos», enfatizó, al tiempo que solicitaba a los dirigentes congregados en el foro que «incluyan a Venezuela» en sus planes futuros. «Necesitamos de su ayuda», señaló, horas antes de reunirse, entre otros, con el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, y la canciller alemana, Ángela Merkel, con la que hoy volverá a encontrarse. Y resaltó: «No vamos descansar hasta lograr nuestra segunda independencia».

«Luchamos contra un conglomerado criminal que ampara a grupos guerrilleros colombianos como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y a células de Hezbolá. Desde 1999, Venezuela ha sido gobernada por un modelo que ha destruido la capacidad productiva del país, que ha instaurado un aparato represor que persigue, que asesina; y a pesar de eso, estamos aquí para decirles que tenemos la capacidad de reconstruir Venezuela», señaló Guaidó, quien también pidió a los asistentes combatir «el oro de sangre» que se está extrayendo en Venezuela y combatir un régimen que es «sangre, destrucción y muerte».

El presidente de la Asamblea Nacional volvió a pedir a la comunidad internacional, como lo ha hecho a lo largo de toda la gira que inició el lunes en Colombia, que se sume a la presión para lograr unas elecciones libres y transparentes en Venezuela. 

Mitin en la Puera del Sol

Posteriormente, en rueda de prensa con periodistas internacionales, señaló que hoy se reunirá con el primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, y que este sábado viajará a Madrid. Durante su estancia dará un mitin por la tarde en la Puerta del Sol y después será recibido por la presidenta Isabel Díaz Ayuso, quien le entregará las Llaves de Oro de Madrid.

Guaidó agregó que se está coordinando un posible encuentro con el presidente de EE.UU., Donald Trump; y extraoficialmente se conoció que hoy viajará a París, donde está prevista una reunión con el presidente francés, Emmanuel Macron.

En el último año, Guaidó ha ido sumando respaldos internacionales, pero en Venezuela la lucha por el poder dentro de la propia oposición, y el cansancio de la protesta ciudadana, han terminado por estabilizar a un Nicolás Maduro que ha vuelto a amenazar con meter preso al presidente del Parlamento, y que en la práctica ha terminado inhabilitando las funciones del Legislativo.

El régimen de Maduro excarceló ayer a Ismael León, el diputado detenido el pasado martes, al que acusa de planificar un asalto a un fuerte militar al sur del país. León ha sido uno de los críticos más duros de la llamada «fracción CLAP», de diputados opositores que supuestamente se han vendido al chavismo. Como a otros dirigentes opositores, los tribunales le han impuesto un arresto domiciliario, lo que en la práctica les impide dedicarse al ejercicio de la política.

Pablo Iglesias rebaja a Guaidó a dirigente de la oposición y no lo reconoce como presidente de la Asamblea

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, calificó ayer a Juan Guaidó de mero «dirigente de la oposición» y, como tal, consideró que lo correcto es que lo reciba la ministra de Exteriores y no el presidente del Gobierno. «Guaidó es un dirigente político muy importante de la oposición en Venezuela», definió el líder de Podemos al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela -reconocido como presidente interino por España y más de 50 países- al ser preguntado en una entrevista en Telecinco por el hecho de que el Gobierno haya designado a la titular Arancha González Laya como la encargada de recibir a Guaidó.

También afirmó que «la propia oposición» en Venezuela le ha quitado «del cargo de presidente de la Asamblea Nacional», en referencia a la votación del 5 de enero en la Asamblea Nacional, en la que el chavismo junto a un sector minoritario de la oposición aliada del régimen de Nicolás Maduro eligió al opositor Luis Parra como presidente de la misma. Consideró que la crisis «no se va a solucionar con golpes de Estado ni tirando cócteles molotov a la policía ni desde la crispación. Lo importante es que haya diálogo entre todos los actores políticos».

Negó presiones de Podemos a Sánchez para que no lo recibiera: «No es verdad, al señor Guaidó nosotros solo podemos respetar su decisión de venir o no venir. Si viene va a ser recibido por la ministra de Exteriores». Fuentes de Presidencia del Gobierno aseguraron a Efe que el Ejecutivo mantiene su apoyo a Guaidó como presidente encargado de Venezuela y que el hecho de que Sánchez no vaya a reunirse con él no supone un cambio en la línea política sobre Venezuela ni se trata de «cálculos» para no ofender a Nicolás Maduro.

El propio Guaidó restó importancia al hecho de que no le vaya a recibir Sánchez y a las palabras de Iglesias: «Son una opinión de un político». «Tenemos las mejores relaciones con España, ya coincidiremos con Pedro Sánchez, si no lo recibiremos en Miraflores [sede de la Presidencia de Venezuela] para reforzar esas relaciones», señaló.

Ayer trascendió que el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, recibió el lunes al responsable de Turismo del Gobierno de Maduro sin que ninguna de las dos partes diera publicidad al encuentro. La reunión versó sobre «transporte aéreo» y surgió con motivo de la presencia del ministro Félix Plasencia en la feria Fitur, dijeron fuentes del ministerio a Europa Press.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Guaidó cumple un año y clama ayuda para Venezuela: «Solos no podemos»