Alarma ante la decisión de Marruecos de ampliar sus aguas hasta cerca de Canarias

La delimitación marítima entra en colisión con los intereses en una zona rica en petróleo y minerales

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ya había trasladado a Rabat la oposición del Gobierno a la redefinición de los límites marítimos
La ministra de Defensa, Margarita Robles, ya había trasladado a Rabat la oposición del Gobierno a la redefinición de los límites marítimos

REdacción / La Voz

El Parlamento de Marruecos aprobó ayer por unanimidad los dos proyectos de ley para delimitar por primera vez sus fronteras marítimas con España y Mauritania, incluidas las aguas del Sáhara Occidental. Las leyes fijan en 12 millas el límite de las aguas territoriales y crean una zona económica exclusiva (ZEE) de 200 millas. Asimismo, la plataforma continental queda delimitada en las 350 millas.

La iniciativa de Rabat ha provocado alarma en España por afectar a Canarias y entrar en colisión con los intereses españoles en una zona rica en petróleo y minerales. Una preocupación que abordará el viernes la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, en su primer viaje a Rabat como jefa de la diplomacia. Su ministerio ya ha dejado claro que la delimitación de zonas colindantes entre países «solo se puede hacer de común acuerdo, como dictan el sentido común y el derecho internacional».

Cuando hace un mes una comisión parlamentaria de la Cámara de Representantes marroquí dio luz verde a los dos proyectos de ley, Margarita Robles, que entonces ocupaba las carteras de Defensa y Exteriores, ya comunicó a Rabat su oposición a redefinir la frontera marítima.

El jefe de la diplomacia marroquí, Naser Burita, manifestó ayer que su Gobierno «no tiene ninguna intención de imponer hechos consumados» a España. Ante los diputados señaló que España «no solo es un vecino, es un socio estratégico y aliado de confianza», y por ello el país magrebí aplicará con ella «el principio de la buena vecindad». La delimitación de las aguas territoriales es una cuestión «negociable con los países vecinos», recalcó Burita, que solo se refirió a España entre esos países vecinos, pese a que las aguas que está delimitando también son colindantes con las de Argelia y Mauritania.

Burita también quiso dejar claro que Marruecos «se aferra a su soberanía» y que «está abierto al diálogo con España [pero] en el marco de nuestros derechos estratégicos», dijo, según recoge Efe. Pero el país magrebí no esconde que pretende imponer «su soberanía desde Tánger hasta La Güera», en el extremo meridional de Sáhara, que Marruecos considera su provincia del sur.

El Gobierno español recordó que «debe regir, como siempre, el mutuo acuerdo en el marco del respeto a la Convención del Mar». España presentó en el 2014 ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU una petición para ampliar la plataforma continental de Canarias hacia el oeste y el sur hasta las 350 millas, que aún puede tardar años en resolverse. Una zona en la que se han encontrado importantes yacimientos minerales, concretamente en el monte Tropic.

El Partido Popular quiere que la ministra González Laya comparezca en el Congreso ante la decisión unilateral de Marruecos, que exige, a su juicio, una respuesta «inmediata y firme». Por su parte, Vox pidió al Gobierno de Sánchez que frene la «ofensiva» de Rabat en aguas canarias y le recordó su obligación con el Sáhara.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Alarma ante la decisión de Marruecos de ampliar sus aguas hasta cerca de Canarias