Emigrantes españoles aspiran a un carné para probar su estatus legal en el Reino Unido

Aplauden la decisión de la Cámara de los Lores, que todavía puede ser anulada


londres / e. la voz

La decisión de la Cámara de los Lores de aprobar una enmienda que obliga al Gobierno a entregarle un documento a los europeos residentes en el Reino Unido que quieran seguir en el país tras el brexit y hayan tramitado el permiso fue aplaudida por los emigrantes gallegos y españoles. Sin embargo, la emoción está contenida a la espera de la reacción de la Cámara de los Comunes, que podría anular la medida.

«Por fin algo bueno para nosotros», dijo Francisco Fernández, de O Carballiño. «Un documento nos daría tranquilidad, nos ayudaría a garantizar nuestros derechos y evitar que nos ocurra lo mismo a que la gente de la llamada generación Windrush », añadió.

La generación Windruch es como se conoce a los miles de caribeños, mayoritariamente Jamaica, Trinidad y Tobago y Barbados, que a partir de 1948 fueron invitados por Londres a mudarse al país y ayudar a su reconstrucción tras la Segunda Guerra Mundial. Hoy están en riesgo de ser deportados. ¿El motivo? Los papeles que prueban que ingresaron legalmente fueron destruidos durante la gestión de Theresa May como ministra del Interior.

Además, muchas de estas personas han perdido el derecho a ayudas para vivienda o sus empleos y hasta han sido detenidas, porque no pueden probar cómo llegaron al Reino Unido. La legislación impulsada por May para crear un «clima hostil para la inmigración irregular» penaliza con 10.000 libras (12.000 euros) a quienes alquilen vivienda o empleen a un inmigrante ilegal.

«Es una buena noticia, pero no hay que olvidar que los lores piden, pero los comunes no les tienen que hacer caso», recordó Aníbal Bichodbz, un argentino con un pasaporte europeo residente en Londres.

La enmienda ciertamente podría tener una vida corta, pues en las próximas horas la ley que contiene el acuerdo de retirada de la Unión Europea, donde el cambio fue añadido, volverá a la Cámara Baja y allí el Gobierno de Boris Johnson tiene una holgada mayoría que podría usar para anularla. El Ejecutivo ya ha rechazado la posibilidad de dar un carné a los europeos.

Más varapalos

Por segundo día consecutivo los lores propinó una derrota al premier. La Cámara acordó reintroducir una cláusula en el acuerdo de salida de la UE que garantice a los niños migrantes que logren entrar en el Reino Unido el derecho de reunirse con sus familiares en el país. Fue acordado con 300 frente a 220 en contra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Emigrantes españoles aspiran a un carné para probar su estatus legal en el Reino Unido