Trump ficha para su defensa al fiscal del «impeachment» de Clinton por el caso Lewinski

El presidente elige para su equipo legal a rostros televisivos con el objetivo de ganarse a la opinión pública

Bill Clinton con la becaria Monica Lewinski
Bill Clinton con la becaria Monica Lewinski

nueva york / colpisa

En 1998 Donald Trump decía que Kenneth Starr era un «lunático» por la forma en la que fue tras Bill Clinton en el caso Monica Lewinsky, pero ahora que necesita un pit bull para defenderle en su propio juicio de impeachment, le ha fichado. «¿Estás de broma?» tuiteó Lewinksy al conocer la noticia.

Además de experiencia y colmillo afilado, Starr tiene algo que Trump valora más que cualquier cosa: Le gustan las cámaras y no se amedrenta ante los escándalos. Con su partido en mayoría, Trump tiene garantizada la absolución del Senado, por lo que lo único que le interesa es ganar el juicio de la opinión pública. Y para eso, su medio preferido es la televisión.

El miércoles, en plena euforia por la firma del tratado comercial con China, el presidente destacó la labor clave que había desarrollado el analista financiero Larry Kudlow, que sirve como director del Consejo Económico de la Casa Blanca. «El único problema que tiene Larry es que no le gusta mucho la televisión», lamentó. En realidad, Kudlow ha trabajado en media docena de programas financieros de televisión y ha presentado uno de radio, pero intenta mantener un perfil profesional y huye de las declaraciones escandalosas que deleitan al presidente.

Con Starr no tendrá ese problema. Ni con el resto de los que ha elegido para su equipo legal. La exfiscal de Florida Pam Bondi, una de las rubias que presentan el programa The Five en la cadena Fox, es una cara conocida en el escenario nacional por su oposición a los homosexuales, su pertenencia a la Iglesia de la Cienciología que popularizó Tom Cruise y su decisión de archivar las demandas contra la Fundación Trump cuando éste se hizo donante de su campaña.

En los últimos meses dejó su trabajo como lobista de Catar para convertirse en «empleada especial de gobierno» dedicada a «atacar el proceso» de ‘impeachment’ que el presidente considera un montaje contra él. Parece haberlo hecho tan bien que ahora transmitirá ese mensaje desde la Cámara Alta.

Un abogado de Epstein

Otro fichaje es Alan Dershowitz, un abogado de Harvard que ha hecho carrera defendiendo a celebridades en casos en los que había que taparse la nariz. Dershowitz, que también aparece frecuentemente ante las cámaras, libró al financiero Jeffrey Epstein de las acusaciones de pedofilia que enfrentó en Florida, al boxeador Mike Tyson de violación y a OJ. Simpson de asesinato.

Les acompañará Robert Ray, que trabajó con Starr en la investigación sobre el Whitewater que llevó a Clinton hasta el ‘impeachment’ y escribió el informe final. Trump le ha elegido por su experiencia, mientras que fuentes de The Washington Post confirman que los demás le gustaron porque «tienen talento televisivo y resultan muy convincentes».

Todos ellos estarán bajo la supervisión del consejero legal de la Casa Blanca Pat Cipollone y el abogado personal del presidente Jay Sekulow. Notablemente ausente queda Rudy Giuliani, demasiado implicado en la trama ucraniana como para participar en el último reality show de Trump.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trump ficha para su defensa al fiscal del «impeachment» de Clinton por el caso Lewinski