Putin, ¿el democratizador?


Parecerá extraño, y realmente lo es, pero las maniobras de Vladimir Putin para mantenerse en el poder pueden, a largo plazo, tener efectos positivos para la ahora mismo muy imperfecta democracia rusa. Para entender por qué es preciso recordar algo de lo que poca gente es consciente: el régimen semi-autocrático de Putin no fue una creación suya, sino algo que heredó de Boris Yeltsin cuando le sucedió en 1999. Ya casi nadie se acuerda de que Yeltsin, que ha pasado a la historia como un liberal -entre otras cosas menos respetables-, disolvió por decreto el parlamento en 1993 y, cuando los diputados se negaron a obedecer esta orden abiertamente ilegal, hizo bombardear el parlamento, nada menos. Murieron docenas de personas, ni siquiera se sabe cuántas. Para completar su toma del poder, Yeltsin dictó una nueva constitución que fue la que dio origen al actual sistema hiperpresidencialista en el que el legislativo es un adorno.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Putin, ¿el democratizador?