Trump puso la diana sobre el general Soleimani siete meses antes de ordenar su muerte

Hace aguas el relato de la Casa Blanca para justificar su asesinato por la supuesta existencia de una amenaza inminente

Soldados estadounidenses inspeccionan el lugar donde impactaron los misiles iraníes en la base de Ain al Asad
Soldados estadounidenses inspeccionan el lugar donde impactaron los misiles iraníes en la base de Ain al Asad

Washington / E. La Voz

Nadie discute en Washington el historial del general Qassem Soleimani, pero sí la oportunidad y legalidad de su asesinato en un bombardeo en Bagdad el pasado 3 de enero. Por un lado, porque llevó a Estados Unidos al borde de una guerra con Irán. Por el otro, porque la Casa Blanca dejó de lado al Congreso. La presidencia obtuvo enormes poderes bélicos tras los atentados del 11 de septiembre del 2001, pero no son ilimitados. Donald Trump justificó la operación por la inminencia de un ataque, lo que avalaría su constitucionalidad por ser de carácter defensivo. Pero pasan los días y el relato hace aguas por todas partes. No solo está en duda que existiera tal amenaza inmediata sino que, según el canal NBC, el general iraní tenía la diana puesta desde hace siete meses.

En junio, tras el derribo por parte de Teherán de un dron estadounidense, Trump abortó un bombardeo de represalia minutos antes de su ejecución. Según este canal, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente hasta septiembre, y uno de los halcones más belicosos de Washington, le conminó a asesinar a Soleimani. Bolton, que lleva años defendiendo la necesidad de forzar un cambio de régimen en Teherán, contaba con el apoyo del secretario de Estado, Mike Pompeo.

Trump se negó -siempre según el relato de NBC, que cita fuentes anónimas del Gobierno-, aunque dejó abierta la opción en caso de que Irán atravesara una línea roja: matar a un estadounidense. Y esa muerte llegó el 27 de diciembre cuando milicias proiraníes atacaron una base militar en Irak donde falleció Nawres Hamid, contratista estadounidense de origen iraquí.

Durante este fin de semana, el secretario de Defensa, Mark Esper, admitió que no existe información de Inteligencia que avale la versión de Trump de que Soleimani planeaba ataques contra cuatro embajadas estadounidenses. A través de Twitter, el presidente insistió ayer en que existía una amenaza «inminente». Eso sí, «el horrible pasado» de Soleimani explica para Trump la necesidad de quitarle la vida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trump puso la diana sobre el general Soleimani siete meses antes de ordenar su muerte