Berlín, Londres y París abren la puerta a romper el pacto nuclear con Irán

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

El presidente Rohaní en una visita a la central nuclear de Bushehr
El presidente Rohaní en una visita a la central nuclear de Bushehr IRANIAN PRESIDENCY OFFICE HANDOU | EFE

Los tres países activan el mecanismo de resolución de litigios ante los incumplimientos de Teherán, pero el objetivo final es salvar el acuerdo firmado en el 2015

15 ene 2020 . Actualizado a las 00:25 h.

Mensajes conciliadores, contactos diplomáticos, incentivos económicos... Tras seis meses de esfuerzos, Europa ha perdido la paciencia con los incumplimientos de Irán del acuerdo nuclear firmado en Viena del 2015 y opta por aumentar la presión. Este marte, Francia, Alemania y el Reino Unido abrieron la puerta  a abandonar el acuerdo nuclear con Irán tras recurrir al mecanismo de arreglo de diferencias por lo que consideran el «incumplimiento iraní» de sus compromisos.

Teherán criticó que los tres se han «doblegado ante el dictado estadounidense» y que «deberán prepararse para las consecuencias de esta medida». El ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif, dijo que este mecanismo «no tiene fundamento legal» y que activarlo supone «un fallo estratégico desde el punto de vista político».

En una declaración conjunta, los ministros de Exteriores de los tres países europeos firmantes del acuerdo nuclear de 2015 aseguran que Teherán «no respeta sus compromisos» y, por lo tanto, recurren a la comisión conjunta para solucionar los desacuerdos, que debe resolver en menos de 35 días sobre las quejas presentadas. Si tras esos 35 días no se ha resuelto el problema, la parte denunciante puede dejar de cumplir el acuerdo y notificarlo al Consejo de Seguridad de la ONU, informa Efe.

«Por tanto, no hemos tenido otra opción, dadas las acciones iraníes, que registrar nuestra preocupación de que Irán no está cumpliendo con sus compromisos (...)», han sentenciado hoy Alemania, Francia y Reino Unido, firmantes del acuerdo, junto a China, Rusia y EE.UU., que evitaba que Teherán pudiera hacerse con armas atómicas.

No obstante, el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, ha descartado imponer sanciones a Irán, tras la activación del mecanismo de resolución de disputas, y ha destacado que precisamente esta iniciativa tiene a fin salvar el acuerdo nuclear firmado en el 2015, informa Europa Press

35 días para una solución

Los tres países han anunciado que encomiendan el arreglo del conflicto al mecanismo de resolución de litigios incluido en el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA por sus siglas en inglés), el nombre oficial del acuerdo de 2015.

Ese mecanismo tiene ahora 35 días, un plazo ampliable, para resolver la denuncia europea de que Irán no está cumpliendo su parte del acuerdo.

De no haber resolución, el caso podría pasar al Consejo de Seguridad de la ONU, lo que abre la puerta a la reimposición de sanciones a Irán y la muerte definitiva del histórico acuerdo de 2015.