Cuatro mujeres y un hombre aspiran a relevar a Corbyn

El favorito es Keir Starmer, quien obtuvo el respaldo de 89 colegas de bancada en la primera fase de la carrera de sucesión

El único varón aspirante a suceder a Corbyn es el favorito entre los diputados y las bases laboristas
El único varón aspirante a suceder a Corbyn es el favorito entre los diputados y las bases laboristas

londres / e. la voz

La carrera para suceder a Jeremy Corbyn al frente del Partido Laborista comienza a tomar cuerpo y tendrá cinco participantes. Los diputados Keir Starmer, Rebecca Long-Bailey, Jess Philips, Lisa Nandy y Emily Thornberry lograron el apoyo de al menos un 10 % de sus colegas del grupo parlamentario laborista y se ganaron la posibilidad de pasar a la siguiente fase del proceso.

El partido informó que Starmer, quien es el responsable de fijar la posición del partido en relación al brexit, logró la mayor suma de avales: 89. En segundo lugar se colocó Long-Bailey, considerada la candidata continuista, con el apoyo de 33 legisladores.

Por su parte, Nandy obtuvo 31, mientras que Philips, la más crítica con la gestión de Corbyn en temas como la salida de la UE o las acusaciones de antisemitismo en el partido, logró los 23 apoyos mínimos exigidos. La misma cifra consiguió casi al finalizar el plazo Thornberry, actual miembro de la dirección y quien es partidaria de convocar un segundo referendo sobre el brexit.

Los resultados de esta fase coinciden con lo que apuntaban las encuestas, que mostraban a Starmer, un activista de derechos humanos devenido en político y uno de los más proeuropeístas de la cúpula de Corbyn, como favorito de diputados y de las bases.

Pese a ser un estrecho colaborador del saliente líder, el aspirante es visto como un moderado que busca reconciliar a las dos almas que conviven en la formación: la centrista y la más izquierdista. «No vamos a tirar a la basura al último Gobierno laborista [encabezado por Tony Blair y luego Gordon Brown] ni los últimos cuatro años», aseveró.

Las encuestas tampoco erraron a la hora de señalar a Long-Bailey como la rival de Starmer. Cercana al exresponsable económico del partido, John McDonnell, la candidata es vista por muchos como la continuidad del corbynismo, algo que ella niega. «No soy la candidata a la continuidad de nada», aseveró recientemente la legisladora, quien este fin de semana propuso eliminar la Cámara de los Lores, integrada por miembros no electos.

Para seguir en la carrera, los aspirantes deberán ahora recabar el apoyo de 33 circunscripciones laboristas y de al menos dos sindicatos. De lograrlo pasarán a la fase en la que votan los afiliados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuatro mujeres y un hombre aspiran a relevar a Corbyn