Manila, en riesgo por una erupción explosiva

Los expertos advierten de que el volcán Taal supone un peligro inminente, con la posibilidad de que se forme un tsunami

La erupción del Taal comenzó el domingo y la madrugada de lunes ya escupió lava
La erupción del Taal comenzó el domingo y la madrugada de lunes ya escupió lava

Manila / Colpisa

Filipinas mira con preocupación hacia el volcán Taal. Su capital, Manila, permanece en estado de alerta desde el domingo, cuando el volcán comenzó a expulsar ceniza y vapor. Su actividad se ha intensificado de forma sorprendente y el Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología se vio obligado a elevar el nivel de peligro ante una «inminente erupción peligrosa», acompañada de la posibilidad de un «tsunami volcánico».

Situado a solo 66 kilómetros de Manila, el Taal entró este lunes en la fase de erupción magmática, arrojando los primeros ríos de lava y generando más de 75 terremotos volcánicos. La erupción explosiva «es cuestión de horas o días», explicó la vulcanóloga, Antonia Bornas. Será lo más parecido «a una bomba atómica, pero con menos energía», advirtió la experta y añadió que «habrá una imponente columna eruptiva y un anillo que rodeará la base. El peligro principal estará en la base».

Ante esa previsión, las autoridades locales evacuaron las poblaciones situadas en un perímetro de catorce kilómetros desde el principal cráter del volcán. Unas 24.500 personas ya han sido trasladadas a varios centros de evacuación, aunque se estima que esa zona de riesgo viven cerca de 460.000. Las ciudades próximas al cráter amanecieron el lunes con una capa blanca de ceniza y fuertes temblores sísmicos.

«No podíamos dormir porque la casa temblaba en cuanto cerrábamos los ojos», contó a AFP una de las evacuadas, Lia Monteverde. Las autoridades declararon el estado de calamidad en toda la provincia de Batangas, donde se encuentra el volcán, en el que también hubo cortes de luz y de agua. También hubo que lamentar al menos una víctima mortal, un hombre que murió en un accidente de tráfico, cerca de la ciudad de Calamaba, debido a la escasa visibilidad producida por el humo y las cenizas.

Máscaras agotadas

Se trata de un enclave de gran atractivo turístico y miles de visitantes suelen acudir durante el año al cráter del Taal, situado en una laguna natural. A pesar del peligro, hubo turistas que hicieron oídos sordos a las advertencias y acudieron a las ciudades cercanas al volcán para obtener una mejor vista de la erupción. «Es una experiencia única en la vida», argumentó Benny Borenstein, turista israelí.

Manila, cubierta por un halo de ceniza y humo tóxico
Manila, cubierta por un halo de ceniza y humo tóxico

La nube de ceniza llegó hasta Manila, donde se agotaron las máscaras anticontaminación. Este lunes las condiciones mejoraron sensiblemente y una parte de los vuelos se reanudaron en el principal aeropuerto internacional de la capital. La jornada estuvo marcada por los retrasos, después de que el domingo se cancelaran más de 500 vuelos.

Las clases y algunos transportes como el metro se suspendieron en la capital y en once provincias próximas al volcán. Las autoridades regionales también congelaron los precios de los productos básicos, dado el incremento de la demanda.

El Taal es uno de los volcanes más activos del país y ha entrado en erupción unas treinta veces en los últimos 500 años. La más reciente fue en 1977, mientras que la más mortífera se remonta a 1911, cuando una inesperada erupción mató a 1.500 personas. En 1754, en cambio, estuvo expulsando lava durante varios meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Manila, en riesgo por una erupción explosiva