La detención del embajador británico tensa la relación entre Irán y Londres

Fue retenido por participar en una vigilia en Teherán por las víctimas del Boeing 737 derribado poco después de despegar

Cientos iraníes protestan frente a la embajada del Reino Unido tras la breve detención de Macaire
Cientos iraníes protestan frente a la embajada del Reino Unido tras la breve detención de Macaire

londres / e. la voz

Las relaciones entre el Reino Unido e Irán vuelven a tensarse en medio del escándalo internacional que ha provocado la confesión por parte de Teherán de que fue el responsable del derribo de un avión comercial ucraniano el pasado miércoles. El motivo del nuevo impás fue la decisión de las autoridades persas de retener al embajador británico en el país, después de que este participara en una vigilia en recuerdo a los 176 pasajeros que perdieron la vida en lo que el régimen de los ayatolás calificó de «un desastroso error».

«El arresto del nuevo embajador sin bases ni explicaciones es una flagrante violación del derecho internacional. El Gobierno iraní está en una encrucijada en este momento. Puede continuar su marcha hasta convertirse en un paria con el aislamiento político y económico que eso implica o puede comenzar dar pasos para rebajar la tensión», advirtió el secretario de Exteriores británico, Dominic Raab.

El embajador Rob Macaire fue detenido el sábado tras participar en una vigilia cercana a la Universidad Amirkabir de la capital persa, que derivó al final en una protesta en contra del Gobierno de Hasán Rohaní.

Las autoridades iraníes acusaron al diplomático de «incitar» a los manifestantes. Sin embargo, después de una serie de llamadas provenientes de Londres lo liberaron y le permitieron volver a la legación diplomática, aseguró el diario londinense The Guardian.

Este incidente se produce menos de seis meses después del episodio de los petroleros. En julio, las autoridades británicas retuvieron en Gibraltar un carguero de crudo iraní acusado de violar el embargo impuesto por Estados Unidos y la UE al régimen sirio. La respuesta de Teherán no se hizo esperar y capturó dos embarcaciones de bandera británica en el estrecho de Ormuz.

La crisis se resolvió con la liberación del buque iraní, pero se forzó a Londres a enviar embarcaciones de guerra al golfo Pérsico para proteger sus naves.

Divergencias en la Casa Blanca

Las afirmaciones del presidente estadounidense Donald Trump han vuelto a ser puestas en duda por uno de sus colaboradores. Ayer el secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, aseguró que no había visto ninguna «prueba» concreta de que el general iraní Qasem Soleimaní, asesinado la semana pasada en un ataque con drones que el Ejército estadounidense ejecutó en Irak, planeara atacar cuatro embajadas de ese país, tal y como lo sostuvo Trump. «Puedo revelar que creo que probablemente habrían sido cuatro embajadas», indicó en una entrevista el viernes a la cadena Fox News. Las divergencias entre el mandatario estadounidense y sus colaboradores están aumentando la desconfianza y el malestar en el Congreso.

Irán admite tres días después que un misil suyo abatió el avión ucraniano por «un error humano»

La Voz

Afirma que los responsables de la defensa antiaérea lo confundieron con un objetivo enemigo. El presidente iraní, Hasan Rohaní, ve necesario «enjuiciar a los responsables de este error imperdonable». El presidente de Ucrania espera de Irán un «pleno reconocimiento de culpabilidad» y pide una indemnización

Irán reconoció este sábado que el derribo del avión ucraniano con 176 personas a bordo el miércoles fue a causa de un «desastroso error humano» y aseguró que los culpables lo pagarán ante la justicia militar. Las fuerzas armadas iraníes confirmaron las informaciones de los servicios de inteligencia de Estados Unidos y Canadá, y admitieron que uno de sus misiles de la defensa antiaérea causó la caída del Boeing 737 y la muerte de sus 176 ocupantes. El presidente Hasán Rohani lamentó el «desastroso error» y ofreció sus condolencias a las familias de las víctimas. El ministro de Exteriores, Javad Zarif, dijo que se trata de un «día triste» y enmarcó el fallo militar en «un momento de crisis provocado por la temeridad de Estados Unidos».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La detención del embajador británico tensa la relación entre Irán y Londres