Menos manifestantes e igual determinación en la cuarta huelga gala por las pensiones

Más de un 60 % de los franceses creen que las protestas contra la reforma de Macron de las prestaciones por jubilación están justificadas

Los paros en el transporte continuarán hoy, después de 36 días consecutivos de huelga por la reforma de las pensiones
Los paros en el transporte continuarán hoy, después de 36 días consecutivos de huelga por la reforma de las pensiones

París / E. La Voz

La reforma de las pensiones que quiere implantar Emmanuel Macron sigue contando con un fuerte rechazo de la población (un 61 % de los franceses creen que las protestas están justificadas), aunque las movilizaciones interprofesionales de ayer perdieron fuerza con respecto a la última jornada de huelga general del pasado 17 de diciembre. Ese día, 72.500 personas desfilaron por las calles de París, mientras que en la jornada de ayer fueron 44.000, según el recuento del gabinete Occurrence para diversos medios de comunicación.

Este descenso en la participación estuvo en cierta manera compensado por las acciones de bloqueo, como la que protagonizaron por la mañana 400 manifestantes en los accesos a la central nuclear de Gravelines, cerca de Dunkerque. Según la dirección de la empresa, no había ninguna inquietud porque aunque se había producido una bajada de carga «el aprovisionamiento está asegurado y garantizado». Sin embargo, el delegado de CGT de Gravelines aseguró a France Presse que EDF estaba «obligado a comprar corriente» y que iba «a costar caro a la empresa».

En Burdeos, el barrio de la estación de trenes quedó desprovisto de electricidad durante dos horas. Para la compañía eléctrica, no hay duda: se trata de «actos de malevolencia». 

Grupos violentos

«Treinta y seis días de huelga, y no cedemos», «hagamos que cotice la finanza» se podía leer en las pancartas, mientras los manifestantes coreaban «Macron dimisión» en la manifestación que transcurrió ayer sin incidentes por las calles de París, hasta que la cabeza del cortejo llegó a la plaza de Saint Augustin. A media tarde, la Prefectura de Policía comenzó a alertar desde su cuenta de Twitter sobre la formación de «grupos violentos en el sector», y pidió a los manifestantes que se apartaran de esos grupos y dejaran a las fuerzas del orden intervenir. Los grupúsculos violentos que encabezaban el cortejo se enfrentaron a las fuerzas del orden provocando que al menos 16 agentes resultaran heridos. Estos individuos violentos también la emprendieron contra comercios y mobiliario urbano, y asaltaron una agencia de seguros. La policía respondió con cargas y gases lacrimógenos.

Gobierno y sindicatos seguían ayer con atención el resultado de las movilizaciones. Para el líder de la CGT, Philippe Martinez, el Ejecutivo tiene una «actitud provocadora» y reconoce que alberga «dudas» sobre su voluntad de negociar. Mientras que el sindicato reformista, la CFDT, sigue firmemente opuesto a la llamada edad pivote, que considera un retraso disfrazado de la edad de jubilación. El primer ministro les ha tendido una mano proponiendo una conferencia sobre la financiación de las pensiones, como sugirió la CFDT, pero el ministro de Economía, Gérald Darmanin, dejó ayer claro en una entrevista en Le Figaro que están «abiertos a un cóctel de propuestas», pero siguen considerando que la edad pivote es una medida «justa y eficaz» para equilibrar el sistema de pensiones. 

Profesiones liberales

El Gobierno podrá contar también para las discusiones con la Unión Nacional de Profesiones Liberales (Unapl) ya que, salvo los abogados, el conjunto de estos trabajadores no salieron ayer a la calle porque han aceptado seguir manteniendo el diálogo con el Gobierno sobre la reforma de las pensiones después de haber obtenido la neutralización parcial o total de las subidas de las cotizaciones, aunque también esperan que se les garanticen por ley los 27.000 millones de reservas de las cajas de pensiones de las profesiones liberales.

La huelga de transportes sigue hoy su curso. La empresa de transporte urbano (RATP) prevé un tráfico «muy perturbado», aunque con «una ligera mejora en relación con el 9 de enero», con solo dos líneas de metro funcionando correctamente, y con la circulación de 2 de cada 3 autobuses. Mientras que la empresa de ferrocarriles (SNCF) habla de un servicio «similar al del principio de la semana» con la circulación de 4 de cada 5 trenes de alta velocidad y 6 de cada 10 regionales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Menos manifestantes e igual determinación en la cuarta huelga gala por las pensiones