El presidente de Irán promete a la familia de Soleimani que «su sangre será vengada»

España desaconseja los viajes a la zona por el riesgo de un estallido bélico

Manifestantes chiíes se manifiestan en Bagdad por la muerte del general iraní Soleimani
Manifestantes chiíes se manifiestan en Bagdad por la muerte del general iraní Soleimani DPA AMEER A

REDACCIÓN / AGENCIAS

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha prometido este sábado a la familia de general Qasem Soleimani, su brazo derecho en política exterior y fallecido el viernes en Irak durante un ataque estadounidense, que «su sangre será vengada».

«Vengaremos su sangre entre todos», ha declarado Rohani durante una visita a la viuda e hija del general en su domicilio de Teherán, recogida por la agencia semioficial iraní Fars.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, que visitó ayer a la familia, ha elogiado este sábado la figura del general como un hombre «que no temía ni a nada ni a nadie» y que fue «hecho mártir los villanos más grandes hay, el Gobierno de Estados Unidos», según ha manifestado en un mensaje publicado en su cuenta oficiosa de Twitter.

El cuerpo de Soleimani será repatriado a Irán en las próximas horas con vistas a varias ceremonias en Teherán que se prolongarán hasta el lunes. El martes, los restos mortales de Soleimaini será enterrados en su provincia natal de Kerman, según informa la agencia de noticias iraní Tasnim.

Mientras, el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación español recomienda no viajar a Irak y posponer, en la medida de lo posible, los viajes a Irán, tras la escalada de tensión en la zona.

En el plano político, el Gobierno está analizando la situación con conversaciones con los países aliados, consciente de la gravedad del escenario, según ha podido saber Europa Press. En Irak están desplegados unos 500 militares españoles en misión de entrenamiento de las fuerzas iraquíes como parte de la coalición internacional contra el terrorismo.

Además, la sociedad chií de Irak ha comenzado este sábado los funerales por el general iraní Qasem Soleimaini y el jefe adjunto de las Fuerzas de Movilización Popular de Irak, Abu Mahdi al Muhandis, que proseguirá con el traslado de los cuerpos a las ciudades de Kerbala y Nayaf, santas para esta rama del Islam.

Miles de iraquíes están participando en esta procesión, encabezada por el primer ministro en funciones del país, Adel Abdul Mahdi, secundado por el ex primer ministro Nuri al Maliki, y un nombre particularmente destacado: el sustituto del fallecido Al Muhandis, el jefe de la Organización Bard, la rama militar del Consejo Islámico de Irak, Hadi al Amiri.

Tras ellos, la multitud ha avanzado entre gritos de rabia contra Estados Unidos y cánticos de «Muerte a América», a la que han descrito como «el peor Satán», según informa la agencia de noticias kurda Rudaw.

La procesión en Irak tiene una envergadura de «funeral de estado» dada la importancia de la figura de Soleimani entre la sociedad chií de Irak.

Soleimani era una figura fundamental para entender la presencia de Irán en los principales conflictos de la región y como brazo ejecutor de la política del líder supremo de la República Islámica, Alí Jamenei. El ayatolá ha reconocido que se trata de una «amarga pérdida» para Teherán 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El presidente de Irán promete a la familia de Soleimani que «su sangre será vengada»