La violencia carcelaria se cobra cerca de 40 vidas en Honduras

La matanza del domingo, con 18 muertos, se produjo dos días después de otro suceso similar en otra prisión del país


REdacción / agencias

Las autoridades de Honduras elevaron este lunes a 19 los muertos en un enfrentamiento entre bandas rivales registrado el domingo en una cárcel cercana a Tegucigalpa. La portavoz del Hospital Escuela de la capital hondureña, Julieth Chavarría, dijo que el domingo por la noche murió uno de los reclusos que había sufrido heridas importantes en la pelea ocurrida en la cárcel del municipio de El Porvenir, departamento central de Francisco Morazán. En el enfrentamiento se emplearon machetes, cuchillos, puñales y pistolas, según el diario hondureño La Hora.

La matanza del domingo es la segunda que se produce en menos de 48 horas en cárceles del país, por causas que aún se desconocen y pese a que el control de seguridad del presidio fue asumido la semana pasada por una Comisión Interventora nombrada el día 17 por el Ejecutivo hondureño, recoge Efe. La ONU ha expresado su preocupación por ambos sucesos, con un total de 37 muertos, que observa «con alarma» y sobre los que espera una pronta investigación, según la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos, que dirige la chilena Michel Bachelet.

Los cadáveres de los otros 18 presos de El Porvenir fueron trasladados de madrugada al departamento de medicina forense del Ministerio Público de Tegucigalpa para las autopsias, mientras decenas de familias aguardaban frente al edificio en espera de que les entregasen los cadáveres. La matanza se suma a otro episodio de violencia ocurrido el viernes en la cárcel de Tela, en departamento caribeño de Atlántida, que concluyó con la muerte de 18 reclusos y más de una docena de heridos.

Evitar el control gubernamental

El Gobierno hondureño inició en el 2017 una transformación del obsoleto sistema penitenciario, al que declaró la semana pasada en emergencia y nombró una Comisión Interventora para tomar el control de las cárceles. La comisión señaló que las dos últimas matanzas son el reflejo de una «escalada» de grupos del crimen que pretenden evitar que las autoridades tomen el control de los presidios. En la mayoría de las cárceles impera la superpoblación y el hacinamiento, la falta de instalaciones adecuadas y de condiciones de higiene y salubridad, lo que han reconocido las autoridades hondureñas.

La oficina de Bachelet señaló que «observa con alarma la violencia dentro de los centros penitenciarios» de Honduras, que albergan a unos 22.000 presos, de lo que más de la mitad no han sido condenados, e instó al Estado de Honduras a «garantizar la vida y respeto de los derechos humanos de los privados de libertad y a proceder a una investigación pronta, eficaz y transparente» para esclarecer los hechos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La violencia carcelaria se cobra cerca de 40 vidas en Honduras