El Parlamento venezolano denuncia el intento de Maduro de disolver la Cámara

La Asamblea cambió el reglamento para que los diputados exiliados puedan votar


caracas / corresponsal

En la última sesión del año, la Asamblea Nacional venezolana calificó de intento de disolver el Parlamento la retirada el lunes de la inmunidad por parte del régimen de Nicolás Maduro de otros cuatro diputados, al tiempo que la mayoría opositora cambió el reglamento de debates para que los parlamentarios en el exilio puedan participar y así reelegir a Juan Guaidó al frente de la Cámara, con el objetivo de que siga siendo reconocido como presidente interino por 57 países.

El 5 de enero, los diputados, incluidos los que están en el exterior, reelegirán como presidente de la Cámara a Guaidó, que en las últimas semanas había visto peligrar esa opción por la retirada de inmunidades a diputados, pese a que la oposición tiene mayoría en el Parlamento. El Tribunal Supremo de Justicia, controlado por Maduro, y la Asamblea Nacional Constituyente, han allanado de manera ilegal, desde el 2015, las inmunidades de 29 diputados, lo que equivale a casi una quinta parte del Legislativo.

La bancada chavista de la Asamblea Nacional, que este año regresó al Parlamento tras boicotearlo durante dos años, considera, sin embargo, que lo ilegal ha sido el cambio del reglamento de debates. El régimen solo tiene un tercio de los diputados desde que hace cuatro años perdió el control del Legislativo, lo que desató la actual crisis del país.

Restituir la democracia

Para la diputada Dennis Fernández, solo «se trata de adaptar el Parlamento a las nuevas tecnologías», aunque sin aclarar por qué el cambio ocurre justamente cuando la mayoría opositora comienza a estar en riesgo a causa del allanamientos. «La dictadura busca aniquilar a la oposición, incluso físicamente (…) Han allanado el Parlamento dos veces de manera violenta, lo hicieron violando inmunidades parlamentarias con un ente que no existe, que es la Asamblea Nacional Constituyente», afirmó, a su vez, Guaidó. El diputado Juan Pablo Guanipa defendió su reelección: «Será ratificado (...) porque debemos restituir la democracia en Venezuela, que ha sido arrasada por los usurpadores del poder».

Mientras tanto, el Congreso de EE.UU. aprobó una ayuda de 400 millones de dólares (unos 350 millones de euros) para responder a la crisis de Venezuela, en el marco de la Ley de Ayuda de Emergencia, Asistencia Democrática y Desarrollo para Venezuela.

Los fondos van destinados a asistencia humanitaria para las fronteras de los países vecinos con Venezuela, atestados de migrantes; y unos 15 millones de euros para la oposición venezolana.

La Ley, que es un proyecto bipartidista entre republicanos y demócratas, debe estar aprobada antes del 20 de diciembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Parlamento venezolano denuncia el intento de Maduro de disolver la Cámara