Maduro estrecha el cerco a Guaidó

Los diputados con la inmunidad retirada son ya 23 tras producirse otros cuatro casos

Juan Guaidó y Leopoldo López, durante una manifestación el pasado 30 de abril
Juan Guaidó y Leopoldo López, durante una manifestación el pasado 30 de abril

Caracas / corresponsal

El régimen de Nicolás Maduro anunció el allanamiento a otros cuatro diputados opositores, con lo cual el número de parlamentarios venezolanos cuya inmunidad ha sido ilegalmente violentada en los últimos cuatro años asciende a 23, y son casi 40 si se suman los que han tenido que salir del país tras ser amenazados.

La maniobra ha sido interpretada como un intento para terminar de acorralar a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, e impedirle que sea reelegido el 5 de enero y, por tanto, siga gozando de la protección de 57 países que lo reconocen como presidente interino. El diputado de Voluntad Popular necesita 87 votos y, aunque la oposición tiene 113 diputados en un Parlamento de 169, su unidad está erosionada y hay un grupo de al menos 10 parlamentarios, antes opositores, que ahora parecen dispuestos a negociar con el chavismo, que en el 2019 se ha reincorporado a esta Cámara tras boicotearla durante dos años.

Maduro dijo el domingo, en un acto de la Asamblea Nacional Constituyente (ilegítima para la comunidad internacional) que habían desmantelado «un plan terrorista del partido Voluntad Popular, liderado por Juan Guaidó y Leopoldo López».

El anuncio lo había hecho el sábado el ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, que suele poner a funcionar la maquinaria de persecución contra opositores cuando presenta presuntos planes «terroristas» (de los que solo muestra láminas de Powerpoint y supuestas capturas de pantalla de Whatsapp). Así justificó que el viernes varias viviendas de diputados fueran allanadas, en respuesta al anuncio del Tribunal Supremo de Justicia, controlado por Maduro, de que se le iba a retirar la inmunidad a los diputados Carlos Lozano, Luis Stefanelli, Hernán Alemán y Jorge Millán, todos fuertes críticos del régimen.

Gases lacrimógenos

Guaidó mientras advirtió desde el estado de Vargas, del que es representante, que no podrán impedir que trabajen «por el cese de la usurpación». «Están desesperados porque cada vez están más débiles», añadió. En la caminata que hizo por las calles de La Guaira, en el 20.º aniversario del desastre natural que arrasó la zona, la policía utilizó gases lacrimógenos y obligó al Parlamento a cambiar el lugar donde tenía previsto celebrar su sesión.

EE.UU., principal apoyo de Guaidó, dijo a través de James Story, encargado de negocios en Venezuela, que Maduro «trata de debilitar a la única institución legítima del país» y pidió a los venezolanos «ser pacientes», porque «una dictadura de 20 años no sale de un día para otro».

Diosdado Cabello, número dos del régimen, señaló que la oposición solo tiene 70 votos para elegir al presidente del Parlamento, lo que pone en peligro incluso la libertad de Guaidó. Sin embargo, 27 partidos opositores (casi todos ilegalizados por el régimen) suscribieron un acuerdo en el que lo ratifican para el próximo año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Maduro estrecha el cerco a Guaidó