Suu Kyi reconoce excesos del Ejército birmano a los rohinyás pero niega el genocidio

La líder de facto del país defiende la actuación militar ante los jueces del alto tribunal de la ONU

Suu Kyi compareció con un sobrio discurso ante los 17 jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ)
Suu Kyi compareció con un sobrio discurso ante los 17 jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ)

/ La voz

El alto tribunal de la ONU escuchó ayer cómo la líder de Birmania, Aung San Suu Kyi, defendió la actuación del Ejército de su país contra la minoría musulmana rohinyá ante las acusaciones de genocidio.

Durante 30 minutos, la premio nobel de la paz defendió las acciones de su Gobierno y la «operación de limpieza» emprendida en agosto del 2017 en el estado de Rajine, que provocó el éxodo de más de 700.000 rohinyás en pocas semanas. «Gambia [país que presentó la denuncia ante el CIJ] ha dado una imagen incompleta y engañosa de la situación». Aunque reconoció abusos del Ejército, por los que prometió depurar responsabilidades, negó que se pueda catalogar de genocidio.

En los campamentos de refugiado de Bangladés, donde se agolpan más de un millón de rohinyas, se ha tachado de «mentirosa» a Suu Kyi durante su declaración, transmitida por un canal de noticias local.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Suu Kyi reconoce excesos del Ejército birmano a los rohinyás pero niega el genocidio