Putin y Zelenski cierran un calendario concreto para lograr la paz en Ucrania

El proceso para resolver la guerra en los territorios rebeldes del este reúne a los dos presidentes en París, arropados por Merkel y Macron

Putin y Zelenski se reunieron en Paris para  buscar un arreglo al conflicto en el Donbás
Putin y Zelenski se reunieron en Paris para buscar un arreglo al conflicto en el Donbás

París / Colpisa, Efe

Hacía tres años que los líderes de Rusia y Ucrania no se veían las caras pero ayer Vladimir Putin y el ahora presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, pudieron sentarse el lunes a la misma mesa en París para intentar dar un nuevo impulso al proceso de paz, congelado desde el 2014. Al final de su primer cara a cara cerraron un  calendario concreto para avanzar en el cumplimiento de los Acuerdos de Paz de Minsk.

Acompañados por Emmanuel Macron y la canciller alemana, Angela Merkel, en el que se conoce como Cuarteto de Normandía, el encuentro buscaba romper con el bloqueo que impide aplicar los acuerdos de Minsk del 2015. El simple hecho de que Putin y Zelenski lograran reunirse en la capital francesa ya se considera un éxito para una cumbre cuyo principal objetivo era, ante todo, crear un clima de confianza que pueda relanzar las conversaciones de paz, según fuentes del Elíseo.

Alto el fuego e intercambio de prisioneros

Los dos puntos más concretos fueron el compromiso de trabajar para que un alto el fuego «total» sea efectivo para final de año y para que en esa misma fecha se haya dado un intercambio completo de los respectivos prisioneros.

Asimismo, instaron a poner en marcha en los próximos cuatro meses las condiciones de seguridad y políticas para que pueda haber elecciones locales en el Donbás y se citaron de nuevo para entonces con el objetivo de revisar la aplicación de ese plan.

No se pusieron de acuerdo sobre el control de la frontera ruso-ucraniana, que Kiev quiere para antes de esos comicios y Moscú después, según lo establecido en Minsk, pero sí a la hora de esperar, para marzo del 2020, una retirada de fuerzas armadas y equipamiento militar en tres zonas de repliegue adicionales, informa Efe.

Desde octubre del 2016

La última vez que los presidentes de Rusia y Ucrania se sentaban a la mesa fue en octubre del 2016. Desde entonces, nada. Ni siquiera con intermediarios. La llegada al poder de Zelenski en abril abrió una vía para la salida negociada de esta guerra entre tropas ucranianas y separatistas respaldados por Rusia, que se ha cobrado más de 13.000 vidas desde el 2014.

El presidente galo, que ya anunció en la cumbre del G7 en agosto que se habían producido avances diplomáticos, se reunió primero con su homólogo ucraniano y luego con el ruso. Los cuatro dirigentes, que se mostraron relajados aunque con semblante serio, protagonizaron más tarde una reunión a cuatro, que se prolongó durante más de dos horas. Hasta el último momento no se confirmó si Putin y Zelenski se reunirían a solas, pero el encuentro tuvo lugar al final.

La cita en el Elíseo llega después de los pequeños progresos de las últimas semanas, los únicos hasta ahora: un intercambio incompleto de prisioneros en septiembre, la devolución a Ucrania en noviembre de tres buques apresados por las fuerzas rusas hace un año y el repliegue de ambas partes de la línea de frente. Haya o no acuerdo, la situación para Zelenski es complicada.

El antiguo actor fue elegido con la promesa electoral de acabar lo más rápidamente posible con el conflicto. Pero la oposición considera las negociaciones con Rusia como una «capitulación» ante Putin. Latente también está el alejamiento de EE.UU. después de que Donald Trump intentara chantajear al presidente ucraniano usando la ayuda militar estadounidense.El lunes, al llegar al palacio del Elíseo, Zelenski parecía tener confianza, no obstante, en que las conversaciones darían fruto, e hizo el signo de la victoria en dirección a los fotógrafos.

Prioridad para el Elíseo

Macron, que ha hecho del deshielo con Rusia uno de sus objetivos en política exterior, recibió críticas por ello de sus socios europeos, especialmente en el este de la Unión. Pero el francés ha buscado un entendimiento para acabar con el último conflicto armado en Europa, y la primera visita al extranjero de Zelenski una vez elegido fue a París. Y Rusia, ¿qué busca en estas conversaciones? Por un lado están las sanciones que Bruselas y Washington le impusieron cuando se anexionó Crimea en el 2014 y que el Kremlin espera que puedan levantarse una vez se logre la paz.

El temor de muchos es, además, que Rusia busque mantener un conflicto de baja intensidad, como sucede en Georgia, que debilite a Ucrania, la aleje de la OTAN y la UE y mantenga la influencia rusa en la región.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Putin y Zelenski cierran un calendario concreto para lograr la paz en Ucrania