La vieja guardia «tory» se rebela y pide que se vote a los proeuropeos

Major y Blair se unen para intentar frenar la victoria de Johnson

Boris Johnson hizo campaña en una fábrica de neumáticos en Suderland
Boris Johnson hizo campaña en una fábrica de neumáticos en Suderland

Londres / E. La Voz

«La política hace extraños compañeros de cama». Esta frase atribuida al venerado Winston Churchill ha vuelto a ser ratificada en la recta final de la campaña a las elecciones británicas, donde se ha podido ver a lo más granado del establishment conservador uniendo fuerzas con el ex primer ministro laborista Tony Blair en un intento final por frenar la casi segura victoria de Boris Johnson y, por ende, la materialización de la salida de la UE. 

«El brexit es la peor decisión en política exterior que he visto en mi vida […] Afectará a casi todos los aspectos de nuestras vidas durante las décadas venideras y hará nuestro país más pobre y débil», dijo el ex primer ministro conservador John Major (1990-1997), en un vídeo difundido el viernes, en el cual llamó a todos sus compatriotas a acudir a las urnas este jueves y votar por candidatos que se oponen a la salida del Reino Unido de la Unión Europea. 

«No permitan que su futuro los decidan otros. Todos y cada uno de ustedes pueden marcar la diferencia el día de las elecciones, así que no se queden en casa y el viernes se levanten lamentándose», agregó el exdirigente tory, quien en los últimos meses se ha opuesto públicamente a la estrategia del Gobierno de Johnson en relación con el brexit. Major apoya a David Gauke, Dominic Grieve y Anne Milton, tres independientes expulsados del partido por oponerse a un brexit abrupto, en sus aspiraciones a retener su silla en el Parlamento de Westminster. 

La iniciativa de Major fue respaldada por otro peso pesado de los tories: Michael Heseltine, que fue ministro con Margaret Thatcher y con el propio Major, y que en mayo fue sancionado por decir que votaría a los liberaldemócratas en las elecciones europeas que se celebraron ese mes.

 Pero el apoyo más llamativo fue el que le dio quien lo desalojó del 10 de Downing Street: el laborista Tony Blair. «John [Major], Michael Heseltine, durante años nos enfrentamos y hoy en es un honor estar a su lado», declaró Blair, quien participó en el acto donde se proyectó el vídeo de Major. El expremier laborista instó a los electores a votar «tácticamente» más que por fidelidad partidaria. Una petición similar hizo días atrás el actor Hugh Grant.

Si los electores atendieran el llamamiento de Major y Blair, es decir, si dejaran a un lado su ideología política y votaran por los que se oponen al brexit, decenas de escaños podrían cambiar de manos. Así lo advierten expertos como Andrew Gamble, profesor emérito de Política de la Universidad de Cambridge, quien en declaraciones a Efe recordó que en las últimas generales los conservadores obtuvieron 4 millones de votos de personas que respaldaron la permanencia en la UE en el referendo del 2016.

Sin embargo, los últimos sondeos publicados por distintos medios británicos continúan señalando que Johnson se impondrá al laborista Jeremy Corbyn con entre 6 y 10 puntos de ventaja. La división en el Partido Conservador por la gestión del brexit, las denuncias de Corbyn de que el premier privatizará la sanidad pública para conseguir un tratado de libre comercio con Estados Unidos o las quejas de los familiares del reciente atentado terrorista ocurrido en Londres, sobre su uso político por parte del Gobierno, parecen no haber afectado al actual inquilino de Downing Street.

La comunidad gallega contiene la respiración ante los comicios del jueves en el Reino Unido

juan francisco alonso
PA Wire dpa

La victoria de Johnson inquieta a los emigrantes por la posibilidad de un «brexit» duro

Faltan menos de 72 horas para que los 46 millones de británicos registrados para votar acudan a las urnas a elegir a los 650 nuevos integrantes del Parlamento de Westminster, que a su vez escogerán a un nuevo primer ministro. No obstante, todo parece indicar que el inquilino del 10 de Downing Street no tendrá nada de nuevo, porque todas las encuestas apuntan a que el conservador Boris Johnson ganará las elecciones. Esta posibilidad mantiene en vilo a los europeos residentes en el país, entre ellos a los gallegos, por las consecuencias que puede traer para la materialización del brexit.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La vieja guardia «tory» se rebela y pide que se vote a los proeuropeos