El tirador que mató a tres soldados en Pensacola era un teniente saudí de 21 años que recibía formación en Estados Unidos

El FBI interroga a otros seis saudíes para esclarecer si el ataque fue terrorista o no

Entrada a la base aérea de Pensacola, que sigue cerrada tras el ataque del viernes
Entrada a la base aérea de Pensacola, que sigue cerrada tras el ataque del viernes

REDACCIÓN / AGENCIAS

El FBI ha confirmado este domingo que el responsable del tiroteo que mató a tres militares norteamericanos el pasado viernes en una base de Pensacola (Florida) era un teniente de la Fuerza Aérea saudí que estaba estudiando en las instalaciones.

Mohammed Al Shamrani, teniente segundo de 21 años, mató a tiros al alférez Joshua Kaleb Watson, de 23 años; al piloto Mohammed Sameh Haitham, de 19 años, y al aprendiz de piloto Cameron Scott Walters, de 21 años, antes de morir por los disparos de la Policía.

Los tres perdieron la vida al enfrentarse directamente al asaltante. «Corrieron hacia él y salvaron vidas. Si no fuera por ellos, este incidente podría haber sido mucho peor», ha declarado en un comunicado el comandante de la base, el capitán Tim Kinsella.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, ha afirmado este sábado que, en este momento, no puede calificar como «terrorismo». «No, no puedo decir que es terrorismo en este momento», ha indicado Esper durante el Foro de Defensa Nacional Reagan, al tiempo que ha asegurado que cree que los investigadores deben poder llevar a cabo su trabajo.

El grupo SITE, que supervisa actividades extremistas online, ha informado de que el sospechoso de llevar a cabo el ataque, Al Shamrani, parece haber publicado críticas a las guerras estadounidense y ha escrito citas del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden en redes sociales.

El tiroteo, que se saldó con la muerte los tres militares y con otras once personas heridas, comenzó a las 06.51 de la mañana del viernes y se prolongó por espacio de «unos minutos» hasta que Al Shamrani fue acribillado en un aula de las instalaciones, según ha confirmado el sheriff del condado de Escambia, David Morgan.

Uno de los heridos en el tiroteo afirmó que el atacante disparó a través de la puerta de las oficinas del edificio sin entrar en ellas. Ryan Blackwell, que se encuentra en la unidad de cuidados intensivos del hospital Baptist de Pensacola y trabaja en la Estación Aeronaval (NAS) de la ciudad, aportó alguna información sobre lo sucedido el viernes en esa instalación militar, en contraste con el silencio de las autoridades.

Otras informaciones de funcionarios no identificados señalan que el atacante vio vídeos de tiroteos masivos justo antes de empezar a disparar en la base y que hay seis saudíes detenidos para ser interrogados.

Las autoridades callan y solo testimonios como el de Blackwell o el de la familia de un joven de 23 años graduado recientemente en la Academia Naval y fallecido en el tiroteo aportan alguna luz sobre lo que ocurrió puertas adentro de la base el viernes por la mañana.

Según la web del Pensacola News Journal, Blackwell, de 27 años e integrante de la Armada, estaba junto a dos compañeros de trabajo en una oficina donde se preparan los documentos de los estudiantes extranjeros que reciben formación en la base cuando escucharon ruido de disparos, cerraron la puerta y se pusieron a cubierto. «No entró, disparó a través de la puerta» de la oficina e hirió a los tres que estaban dentro. Blackwell resultó herido en un brazo y en la pelvis y, tras hacerse un torniquete con su cinturón en el brazo que sangraba, solo pensó en escapar de allí.

«Sentía la adrenalina subir», dijo el marino, quien junto a sus compañeros salió del edificio y los tres fueron llevados en un camión de la base hasta un coche de policía y luego al hospital. Blackwell afirmó que no sabe cuánto tiempo duraron los disparos. Quizás 20 minutos, aventuró. Por su trabajo relacionado con los estudiantes extranjeros de la base, conoció al atacante, pero dijo no saber nada de él.

Antes que Blackwell, la familia de Joshua Kaleb Watson, una de las tres víctimas mortales del tiroteo, publicó su nombre e informó de que el joven de 23 años murió como «un héroe», pues ayudó a salvar la vida de otros. Watson, quien se había graduado recientemente en la Academia Naval, fue alcanzado por varios disparos, cinco según su padre Benjamin Watson, pero logró salir del edificio donde comenzó el tiroteo y alertó al «primer equipo de salvamento llegado allí dónde estaba el atacante», según escribió su hermano Adam en las redes sociales.

Ocho personas fueron hospitalizadas por heridas sufridas en el tiroteo, incluidos dos miembros de la oficina del alguacil de Escambia, de los cuales uno de ellos recibió el alta. Un integrante de esa oficina fue quien neutraizó al atacante, según informó el alguacil de Rscamba, David Morgan.

El acceso a la Estación Aeronaval de Pensacola sigue cerrado, salvo para el personal esencial para su funcionamiento, según un comunicado de las autoridades. Según informó un  portavoz de la Armada, es común el entrenamiento de extranjeros en bases estadounidenses y actualmente hay por lo menos unos 200 estudiantes internacionales en la de Pensacola.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El tirador que mató a tres soldados en Pensacola era un teniente saudí de 21 años que recibía formación en Estados Unidos