Miles de colombianos vuelven a la calle y rechazan las propuestas de Duque

El país vivió su segunda huelga general en seis días de protestas contra el Gobierno

Las protestas estuvieron dedicadas al estudiante fallecido por un disparo de un antidisturbios
Las protestas estuvieron dedicadas al estudiante fallecido por un disparo de un antidisturbios

Bogotá / E. La Voz

Decenas de miles de colombianos volvieron a salir ayer a la calle para protestar contra el Gobierno del derechista Iván Duque. «El uribismo ya se quedó anticuado para lo que necesita Colombia hoy. Hay que derrotarlo, sin violencia, y pacíficamente en las urnas», declaró a La Voz de Galicia Sebastián Giraldo, un estudiante presente en la manifestación, mientras a su espalda una muchedumbre cantaba «Dilan no murió, a Dilan lo mataron». Se referían a Dilan Cruz, el joven fallecido este lunes en un hospital de Bogotá tras haber recibido el sábado el disparo de un policía antidisturbios.

Los sindicatos y las organizaciones sociales y estudiantiles que coordinan las protestas le dedicaron al estudiante la marcha de ayer, englobada en una nueva jornada de huelga general, la segunda, tras la del pasado jueves, que dio inicio al ciclo de protestas antigubernamentales.

El Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía era ayer el centro de todas las críticas. «Peleamos porque se desmantele al Esmad para que deje de asesinar a gente. Hay un manual que tienen que seguir al pie de la letra, y no lo están haciendo. Tienen que disparar al suelo, o en forma parabólica, y disparan a quemarropa», dice Giraldo, quien considera también «una burla para el país» las medidas económicas que anunció el presidente tras reunirse con algunos de los sectores que han convocado las marchas, y también con los alcaldes electos de las mayores ciudades del país.

Duque propuso el martes que se establezcan tres días al año sin IVA para que las familias adquieran vestuario, calzado y útiles tecnológicos. Planteó además devolver la totalidad de ese impuesto a las familias más vulnerables y reducir gradualmente la aportación que los pensionistas hacen a la sanidad. Pero quienes permanecen en las calles creen que son medidas de poco calado y continúan pidiendo que no se siga adelante con la reforma del mercado laboral y de las pensiones.

«Además de que quieren subir la edad de jubilación, para que una persona solo pueda disfrutar de siete u ocho años de pensión, quieren hacernos cotizar por horas o por semanas. Es absurdo. Si ya es difícil pensionarse cuando se cotiza por meses, ahora por semanas lo va a ser mucho más», critica Andrés Camargo, un comerciante que acudió a la marcha con la bandera tricolor colombiana y la camiseta de la selección de fútbol.

Duque se refirió ayer por la mañana a las manifestaciones que volvieron a recorrer la capital. «Estamos viviendo momentos de mucha exigencia en la sociedad. Pero que quede claro: aquí no van a pretender los pirómanos ganar con la violencia lo que no ganaron en las urnas», dijo el presidente, que registra un 69 % de desaprobación en las encuestas. «La protesta pacífica es legítima cuando se ejerce respetando los derechos de los demás y rechazando de manera clara la violencia», añadió. Duque no solo está enfrentando estos días a la oposición en las calles, sino también al creciente descontento con su gestión en el núcleo duro de su partido, el uribista Centro Democrático.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Miles de colombianos vuelven a la calle y rechazan las propuestas de Duque