La censura del régimen de Nicolás Maduro pone ahora el foco en los medios digitales

La gerente de una empresa online lleva una semana arrestada sin recibir asistencia de ningún abogado

Protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro convocada por la oposición
Protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro convocada por la oposición

caracas / corresponsal

Hace exactamente una semana, 11 periodistas, seis de ellos pertenecientes a la empresa Venmedios C.A., que publicaba la web de noticias Entorno Inteligente fueron detenidos por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Venezuela. Los equipos de esta empresa fueron confiscados, las oficinas allanadas y desmanteladas, y aunque cuatro de los empleados fueron liberados, la gerente general de la empresa, Ana Belén Tovar, permanece recluida en el organismo.

Tras una semana completa, ningún abogado ha podido ver a Tovar, quien reside en un sector de clase media baja, tiene una hermana enferma de cáncer y una hija que hace vigilia permanente frente a la sede de este cuerpo militar, tristemente célebre porque en sus calabozos fue molido a golpes hasta la muerte el capitán Rafael Acosta Arévalo en junio.

Los otros cinco periodistas detenidos y liberados a las pocas horas cubrían el allanamiento: tres de la web televisiva VPI y dos de la página web de noticias Caraota Digital. A todos se les trató con dureza y se les amenazó con imputarles delitos como legitimación de capitales, que tienen penas de 10 años de prisión. «Ustedes querían reseñar el allanamiento, ahora los vamos a reseñar [policialmente] nosotros a ustedes», les indicaron mientras los detenían.

El dueño de Entorno Inteligente, Hernán Porras, residente en Miami, dijo que el primer embate contra la página ocurrió el día 2, cuando Tovar y otras dos personas, incluyendo su hijo de 19 años, fueron detenidos y liberados sin cargos tres días después. En esta segunda intervención también fue arrestado el padre de Porras, y puesto en libertad horas más tarde.

Aherrojadas radios y televisiones y con la prensa en estado agónico por falta de papel, las webs de noticias a las que los venezolanos recurren para informarse son el nuevo objetivo del régimen de Nicolás Maduro.

El Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), oenegé de libertad de expresión, indicó esta misma semana que los bloqueos digitales «van en aumento» con 975 episodios entre el 1 de enero y el 31 de septiembre, y en ellos, los sitios web informativos han sido los principales afectados.

Guaidó, silenciado

El bloqueo de plataformas es habitual cuando se producen hechos noticiosos y manifestaciones, y el líder opositor Juan Guaidó es una de sus víctimas permanentes. Las amenazas contra periodistas a través de las redes sociales o los medios estatales han aumentado y han sido denunciadas por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa y el Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela.

Porras afirma desconocer los motivos del allanamiento y, en la práctica, cierre de su portal. Extraoficialmente se ha afirmado que Miguel Rodríguez Torres, un general y exministro del Interior de Maduro, que lleva casi dos años detenido, era copropietario de Entorno Inteligente, lo que Porras desmiente: «La empresa es mía desde el año 2000, soy el único dueño».

Un portal pequeño y de poca influencia puede ser, sin embargo, un efecto demostración para obligar a los demás a la autocensura, dicen desde el sector.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La censura del régimen de Nicolás Maduro pone ahora el foco en los medios digitales