Internet gratuito para todos, la última propuesta electoral de Jeremy Corbyn

Corbyn, en el  acto de campaña, en la Universidad de Lancaster
Corbyn, en el acto de campaña, en la Universidad de Lancaster

Londres / E. La Voz

Hoy por hoy una conexión a Internet no es un lujo sino algo esencial. Así lo ve el líder laborista Jeremy Corbyn, quien prometió a todos los británicos que les garantizará conexión gratuita y de calidad a la red de redes, si gana las elecciones del 12 de diciembre.

«La conexión de banda ancha debe ser un servicio público, que una a las comunidades de manera equitativa en una sociedad inclusiva y conectada (…) Pienso que esto es muy importante para dejarlo solo en mano de las corporaciones. Solo el Gobierno tiene la capacidad de planificación, el músculo financiero y la ambición para asumir esta propuesta», afirmó al presentar este viernes su ambicioso plan en un acto de campaña, en la Universidad de Lancaster.

Corbyn calificó su plan como el más radical jamás visto por los británicos, pues la misma «impulsará la productividad y traerá a medio millón de personas de vuelta a la fuerza laboral. Además ayudará a nuestro medio ambiente reduciendo la necesidad de viajar diariamente».

La atractiva oferta de Internet gratuita ha sido bien recibida por los ciudadanos. El 62 % aprobaron la idea, según una encuesta de Yougov. Sin embargo, la recepción no ha sido igual en el mundo financiero y desde el Gobierno. ¿La razón? El líder laborista indicó que para llevarla adelante sería necesario nacionalizar parte de la compañía de telecomunicaciones British Telecom (BT).

«Esto es parte de la locura comunista» de Corbyn, bramó el primer ministro Boris Johnson, en un acto electoral en Oldham.

El veterano político ya ha dicho en el pasado que es partidario de que el Estado recupere el control de servicios públicos como el agua, la energía eléctrica o los ferrocarriles, por lo cual es visto como un representante de la izquierda de la vieja guardia.

Sin embargo, desde el Partido Laborista aclararon que no pretenden hacerse totalmente con BT. «No estamos hablando de nacionalizar todo BT, sino simplemente de recuperar Openreach (la división que ofrece el servicio de Internet) y lo vamos hacer porque el sector privado es incapaz de hacer lo que debe en el tiempo y la rapidez que queremos», agregó John McDonnell, considerado el cerebro económico de la formación opositora, en una entrevista a la BBC.

El anuncio hizo que las acciones de la empresa de telecomunicaciones cayeran hasta un 4 % en la bolsa de Londres.

Los laboristas sostienen que su plan costaría unos 20.000 millones de libras (23.000 millones de euros). Sin embargo, desde BT ofrecieron una factura mucho más elevada y que podría rondar los 100.000 millones de libras (109 millones de euros), pues solo Openreach está valorada entre 12.000 y 15.000 millones de libras (14.000 y 17.000 millones de euros).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Internet gratuito para todos, la última propuesta electoral de Jeremy Corbyn