Una ola de violencia deja el tercer fallecido en la crisis que sufre Bolivia

Las protestas comenzaron el día después de las elecciones cuando oposición y comités cívicos denunciaron fraude electoral


Redacción / Efe

Las ciudades de La Paz y El Alto registraron esta noche incidentes entre defensores y contrarios al presidente de Bolivia, Evo Morales, en una nueva jornada de disturbios en el país en la que se registró una tercera víctima mortal tras las elecciones del 20 de octubre, en la región central de Cochabamba.

El fallecido, un joven de 20 años, murió en un hospital de la ciudad homónima tras sufrir graves heridas en los enfrentamientos entre partidarios y detractores del mandatario.

El centro de La Paz fue de nuevo el escenario de la confrontación en una zona cercana a la sede del Gobierno de Bolivia, donde el martes por la noche también hubo prostetas con una decena de heridos.

Esta vez los disturbios se produjeron entre grupos de universitarios, que acusan al presidente de fraude a su favor en las elecciones, y mineros que defienden la victoria de Morales para un cuarto mandato.

Tanto en La Paz como en El Alto, ciudades del occidente boliviano, los incidentes se prolongaron hasta la medianoche, con choques con la Policía, que empleó gases lacrimógenos para dispersar a los violentos, a lo que contribuyó además una fuerte lluvia.

El ministro boliviano de Defensa, Javier Zavaleta, en declaraciones a los medios, atribuyó «la escalada de violencia en el país» a una llamada del líder cívico Luis Fernando Camacho, que horas antes había llegado a La Paz con intención de entregar una carta a Evo Morales para que firmase su renuncia.

Zavaleta culpó al líder del Comité Pro Santa Cruz de instigar a «grupos de choque organizados, que están viniendo a provocar», a la vez que le invitó a que «haga un llamado a pacificar y repliegue a estos grupos».

En la vecina ciudad de El Alto también hubo disturbios, que dispersó la Policía con gases lacrimógenos, junto a la autopista que comunica esta urbe del altiplano con La Paz.

El grupo de universitarios que había quedado bloqueado en el aeropuerto internacional de El Alto por manifestantes afines a Evo Morales pudo salir por la noche, según un comunicado del Ministerio de Gobierno (Interior).

Los universitarios, que permanecieron acorralados durante varias horas, habían acudido por la tarde a recibir a Camacho, procedente de la ciudad de Santa Cruz, en el este del país.

Las protestas que se suceden en Bolivia desde el día siguiente a las elecciones, cuando oposición y comités cívicos denunciaron fraude electoral, dejaron este miércoles un fallecido, el tercero desde el estallido de violencia en el país.

La jornada de hoy fue la más violenta desde que dos hombres murieron la semana pasada en choques entre afines y contrarios a Morales en la ciudad oriental de Montero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una ola de violencia deja el tercer fallecido en la crisis que sufre Bolivia