México

La comunidad mormona LeBarón está establecida en un poblado cerca de Galeana, en los límites de los estados de Chihuahua y Sonora (norte de México), donde hay importantes extensiones agrícolas y una fuerte presencia del narcotráfico. El pasado un ataque a miembros de la comunidad LeBarón dejó nueve muertos, entre ellos seis niños. Además, otros seis menores fueron heridos, una menor resultó ilesa y otra fue dada como desaparecida y hallada horas después.

¿Quién es la familia LeBarón?

La comunidad LeBarón en México fue fundada en 1924 por Alma Dayer LeBarón en Chihuahua y está localizada en la zona noroeste del estado, a 13 kilómetros al sur de la cabecera municipal, Galeana.

LeBarón era miembro de una rama fundamentalista de los mormones que se había escindido de la rama principal de la iglesia, si bien siguieron practicando muchos de sus preceptos.

En 1955, dos de los hijos de Alma LeBarón, Joel y Ervil, fundaron la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos. Dicha iglesia se dividió, pues ambos hermanos se disputaban el liderazgo, y en 1972 Ervil, quien había creado una iglesia rival en Ensenada, Baja California, llamada el Cordero de Dios, mando asesinar a su hermano Joel.

Ervil LeBarón fue acusado de ordenar varios asesinatos a integrantes de la comunidad mormona en México, de miembros de su propia familia y de sus seguidores. Actualmente, los LeBarón están ubicados en el noroeste de Chihuahua, una zona en la que se encuentran miembros de la comunidad mormona y diferentes colonias de la comunidad menonita mexicana.

¿Cuántos LeBarón hay en la región y a qué se dedican los mormones?

Actualmente, de acuerdo con el último censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el 2010, la población total de la colonia LeBarón es de 1.051 habitantes, de ellos 496 hombres y 555 mujeres.

Los mormones de la zona se dedican principalmente a la producción de maíz, nueces, avena y otros cultivos, además del comercio y la ganadería.

¿Qué antecedentes de violencia ha padecido la comunidad?

En 2009, la comunidad LeBarón vivió el secuestro de Erick LeBarón, de 17 años, por quien los secuestradores exigían un millón de dólares el cual la comunidad se negó a pagar. Fue liberado ocho días después debido a la presión de la comunidad.

En julio del 2009, fueron secuestrados y posteriormente asesinados Benjamín LeBarón, hermano de Erick, y Luis Widmar, otro miembro de la comunidad. Tras esos hechos, la Policía Federal y los militares comenzaron a patrullar las calles de la comunidad de manera permanente.

A mediados de 2009, Julián LeBarón, familiar de las víctimas, se habría unido al movimiento por la paz en la región, tras el secuestro y asesinato de Benjamín.

En 2012, el hermano menor del activista Julián LeBarón fue víctima de persecución y de un intento de secuestro cuando se dirigía a la ciudad de Chihuahua.

Ese mismo año, Alex LeBarón, familiar de Julián y diputado local, confesó ante el Congreso del estado que la comunidad estaba armada: «Tenemos armas ilegales... las compramos en Estados Unidos, las traficamos ilegalmente, es la única manera de defenderse en este país», dijo.

Además, en 2018, la familia LeBarón tuvo confrontaciones con los ejidatarios de la zona que protestaron por la escasez de agua en sus comunidades.

Los ejidatarios señalaban que la comunidad LeBarón se poblaba cada vez más de árboles y los culpaban de conducir agua de otros poblados para el riego y cuidado de los mismos.

¿Qué grupos delictivos se disputan el territorio y por qué es importante para ellos dominar esta zona?

Expertos aseguran que en esa zona se ha dado una disputa territorial entre células del cartel del Pacífico (o de Sinaloa), el grupo delictivo Los Salazar, y el grupo criminal de la Línea, brazo armado del cartel de Juárez.

El profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Javier Oliva, dijo a Efe que la disputa del territorio podría deberse al cultivo de amapola en la zona, pues las condiciones climáticas propician que esta planta opiácea pueda florecer.

Por su parte, el profesor del Tec de Monterrey y experto en seguridad Juan Carlos Montero declaró a Efe que la disputa se debe también a que los distintos grupos criminales buscan controlar la frontera entre México y Estados Unidos en esta región inhóspita.

El cártel de La Línea, presunto responsable de la matanza

La masacre de los nueve miembros de la familia LeBarón fue supuestamente perpetrada por el cártel de La Línea durante una disputa por controlar la región a la banda criminal de Los Salazar, según los avances en las investigación dados a conocer este miércoles por las autoridades.

El jefe del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, Homero Mendoza Ruiz, explicó en rueda de prensa que, tal como apuntaban de manera preliminar este martes, el macabro asesinato de las familias mormonas tendría relación con un suceso acontecido horas antes en Agua Prieta, municipio del estado de Sonora que hace frontera con Estados Unidos y también con el estado de Chihuahua.

En la madrugada del lunes, en Agua Prieta hubo un choque armado entre La Línea y Los Salazar en el que se reportaron detonaciones de armas de fuego y vehículos incendiados, apareciendo un hombre muerto.

No se tiene mucha información de ambos cárteles. De La Línea se dice que fue durante años el brazo armado del cartel de Juárez pero se habría escindido, mientras que Los Salazar es un grupo regional que podría tener nexos con el cartel de Sinaloa (o del Pacífico).

«Se asume que la organización delictiva de La Línea, ante la intención de Los Salazar de entrar en Chihuahua, deciden mandar una célula entre Janos (Chihuahua) y Bavispe (Sonora)», más al sur, detalló el militar, quien este martes viajó junto con el canciller Marcelo Ebrard, y el titular de Marina, José Rafael Ojeda, al lugar de los hechos.

Esta decisión del cártel de desplazarse hacia el sur para «evitar cualquier incursión o penetración» del grupo antagónico pudo ocasionar la tragedia, pues las familias asesinadas viajaban en esos momentos por esa misma región y pudieron ser confundidas.

A La Línea «se les está atribuyendo la materialización de esta agresión a las familias LeBarón y Langford», apuntó Mendoza. El militar indicó que las tres camionetas en que viajaban las familias -tres mujeres con 14 menores- son similares a las que usan con «regularidad» los delincuentes de esta zona serrana entre ambos estados.

En la cronología de los hechos dada a conocer este miércoles, el Gobierno cambió ligeramente la versión dada a conocer el martes, pues ahora se sabe que las familias salieron del rancho La Mora (Sonora) rumbo a Janos (Chihuahua), y no viceversa.

Se produjeron distintos atentados, en diferentes horas, contra los vehículos de las familias, que usaban de manera «rutinaria» estos caminos rurales. La primera camioneta fue la más perjudicada y tras recibir una fuerte ráfaga de disparos, explicó el militar, terminó incendiándose dejando cuerpos calcinados dentro.

Mendoza reconoció que en la región faltaban tropas porque no estaba catalogada en estos grandes estados del norte de México como «área de conflicto».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

LeBarón, comunidad mormona anclada en una región asediada por el narco