El Gobierno alemán confía en mantener la gran coalición

JUAN CARLOS BARRENA BERLÍN / COLPISA

INTERNACIONAL

El ministro  de Finanzas, el socialdemócrats Olaf Scholz, y Angela Merkel
El ministro de Finanzas, el socialdemócrats Olaf Scholz, y Angela Merkel OMER MESSINGER | Efe

CDU y SPD celebran el buen ritmo de trabajo del Ejecutivo, mientras la población está harta de alianzas políticas forzosas

07 nov 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

«Capaz de trabajar y dispuesta a trabajar», así definió la canciller federal, la cristianodemócrata Angela Merkel, la situación de la gran coalición que gobierna Alemania al hacer balance de la media legislatura trascurrida. Junto al vicecanciller federal, el socialdemócrata Olaf Scholz, la jefa de Gobierno alemana celebró el ritmo de trabajo de la alianza de gobierno que ha cumplido o tiene puestas en marcha 300 de las 200 medidas firmadas en el pacto de coalición.

Merkel y Scholz expresaron además su voluntad de dar continuidad a la colaboración de conservadores y socialdemócratas hasta las elecciones de otoño del 2021, un deseo que comparten los miembros de su gabinete, pero cada vez menos los ciudadanos, hartos de matrimonios políticos forzosos tras tres grandes coaliciones en los ya 14 años de Gobierno de Merkel. Conservadores y socialdemócratas llevan dos años sufriendo desastres electorales a nivel regional en beneficio de la ultranacionalista Alternativa para Alemania.

Canciller y vicecanciller tampoco hicieron mención de los problemas en el seno de la gran coalición y sus propios partidos. En la Unión Cristianodemócrata (CDU) se ha desatado una lucha abierta por la sucesión de Merkel en la jefatura de Gobierno, con cuatro aspirantes que socavan la posición de la presidenta del partido, Annegrett Kramp-Karrenbauer, la favorita de la canciller.