Boris Johnson utiliza el discurso de la reina para reforzar su estrategia para el «brexit»

Corbyn acusa al «premier» de convertir en «propaganda electoral» el discurso institucional de Isabel II

Al inaugurar el nuevo curso legislativo, Isabel II  leyó desde el trono de la Cámara de los Lores  el programa de gobierno de Johnson
Al inaugurar el nuevo curso legislativo, Isabel II leyó desde el trono de la Cámara de los Lores el programa de gobierno de Johnson

LOndres / E. La Voz

El discurso de la reina Isabel II al Parlamento es uno de los eventos más importantes del calendario político británico, pues marca el inicio del nuevo curso legislativo. Sin embargo, el de ayer, el primero de la era de Boris Johnson, no solo será recordado por detalles como que la monarca llegó con retraso o no lució la corona imperial, sino por otros de mayor calado como las críticas que la oposición laborista y algunos medios lanzaron al Gobierno, al que acusaron de convertir la ceremonia en un «acto de propaganda electoral» y en un intento por reforzar su estrategia para el brexit

«La prioridad de mi Gobierno ha sido siempre asegurar la salida del Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre». Así inició Isabel II su intervención, unas palabras que no escogió ella sino el 10 de Downing Street, con las que el premier insistió en su línea de materializar el divorcio del club comunitario, con o sin acuerdo, dentro de quince días. Esto, a pesar de que la ley aprobada en agosto por la Cámara de los Comunes prohíbe a Johnson una retirada no pactada y le ordena pedir a Bruselas una nueva prórroga si esta semana no llega a un acuerdo con sus todavía socios. 

La monarca enumeró algunas de las casi 30 leyes que el Gobierno conservador pretende aprobar, entre las cuales está un nuevo sistema de inmigración que entierra la libre circulación de ciudadanos europeos del otro lado del canal, aunque promete que la misma garantizará que podrán seguir en el país aquello que «han hechos sus vidas y contribuido al progreso del Reino Unido».

La reina también anunció que el Ejecutivo de Johnson presentará leyes para endurecer las penas de criminales peligrosos y condicionar los beneficios a los reclusos a que contribuyan a reparar el «dolor» causado a sus víctimas. Esta es la primera vez en 100 años que una soberana utiliza la palabra «dolor» en un discurso en el Parlamento, según el diario The Guardian.

 El laborista Jeremy Corbyn acusó a Johnson de convertir el discurso de la reina en una «farsa» y en «propaganda electoral» de cara a unas elecciones anticipadas, ya que no tiene mayoría en el Parlamento para aprobar ninguna de las iniciativas anunciadas. 

Más tiempo

Los esfuerzos de Johnson para alcanzar su objetivo de sacar al Reino Unido de la UE sigue encontrando piedras en el camino. Así el grupo de 21 diputados conservadores, a los que el premier expulsó por respaldar la ley contra el brexit abrupto, le han advertido que están listos para respaldar la solicitud de una prórroga por dos motivos: revisar cualquier acuerdo con Bruselas o aprobar las leyes necesarias para dar sustento a la desconexión.

Uno de ellos el exministro conservador Nicholas Boles admitió a la prensa que había «muchas posibilidades» de que la legislación necesaria no llegara al Parlamento antes de la fecha límite.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Boris Johnson utiliza el discurso de la reina para reforzar su estrategia para el «brexit»