Manifestantes indígenas irrumpen en la Asamblea Nacional de Ecuador para protestar contra Moreno

Correa pide al actual presidente elecciones, en las que se presentaría como candidato

Manifestantes indígenas toman este martes el edificio de la Asamblea Nacional de Quito, en Ecuador
Manifestantes indígenas toman este martes el edificio de la Asamblea Nacional de Quito, en Ecuador

Bruselas / E. La Voz

Manifestantes indígenas han logrado superar el cerco policial y militar adentrándose en el complejo de la Asamblea Nacional de Ecuador, en Quito, en el marco de las protestas contra el Gobierno de Lenín Moreno por la reforma económica. Según informa la prensa local, los uniformados han lanzado gases lacrimógenos contra los manifestantes, que aún así han conseguido acceder al patio y a la terraza del Parlamento. Tal y como ha informado la cadena de televisión Ecuavisa, los gases habrían afectado al hospital Eugenio Espejo.

Los indígenas, que ya habían anunciado su intención de marchar hacia el Palacio de Carondelet, sede del Gobierno, continúan tratando de irrumpir en la zona a pesar de la alta presencia policial y del lanzamiento de gases lacrimógenos. El palacio se encuentra vacío dado que el Ejecutivo ha huido a Guayaquil

Por otra parte, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, ha aprovechado un encuentro con la prensa en el Parlamento Europeo organizado por los eurodiputados de Unidas Podemos para exigir al Gobierno de Lenín Moreno, actual presidente de su país, que busque «una salida democrática a la situación límite que está viviendo Ecuador y convoque elecciones».

Ha anunciado que «si fuera necesario», se postularía como candidato. Ha añadido que tan solo está inhabilitado como presidente, por lo que «de vicepresidente para abajo no debería de existir ningún problema». Sin embargo, Correa considera que el actual Ejecutivo «creará problemas y buscará cómo evitar» su participación.

Correa vive en Bélgica y es considerado un prófugo de la justicia ecuatoriana porque sobre él pesan dos órdenes de detención. Una por el supuesto secuestro de un opositor en el 2012 y la segunda económica, por la transferencia de 5,4 millones de dólares de la constructora brasileña Odobrecht a la Alianza País, organización que en ese momento presidía. Preguntado por la compatibilidad o no de presentarse a estas posibles elecciones con las órdenes de detención activadas, se ha defendido diciendo que «son ridiculeces» y considera su inhabilitación «inconstitucional e ilegal».

Referente a las acusaciones que vertió ayer Moreno, acusándole de golpista, las ha tachado de «caso psiquiátrico». «Nosotros no somos golpistas, estamos pidiendo una salida democrática, elecciones», ha indicado Correa. Así, ha defendido que Ecuador cuenta con mecanismos que reconocen la anticipación de elecciones en casos graves como el actual para resolver la situación de forma pacífica y democrática. Ha aprovechado para decir que no se ha movido de Bélgica y no ha mantenido reunión alguna en Venezuela, en referencia a supuestas reuniones que según el Ejecutivo había mantenido.

«Que nos roben todo menos la esperanza». Este es uno de los mensajes que ha querido enviar al pueblo ecuatoriano. También ha pedido que «se cuiden mucho, porque la represión está siendo brutal». Ha aprovechado para criticar la «doble moral de Europa» y ha pedido que defiendan los derechos humanos en todos los países, «no solo de los que les convienen». Así, ante la propuesta de mediación de las Naciones Unidas y la Iglesia ecuatoriana ha dicho que lo vive con «esperanza y temor», aunque teme que sea «instrumentalizada por el Gobierno».

«Yo no soy Superman, soy superbigote», dice Maduro sobre las acusaciones de injerencia del presidente de Ecuador

La Voz
Nicolás Maduro, junto a la primera dama, Cilia Flores, encabezando un acto por el inicio del año académico universitario el martes, en Caracas (Venezuela)
Nicolás Maduro, junto a la primera dama, Cilia Flores, encabezando un acto por el inicio del año académico universitario el martes, en Caracas (Venezuela)

El presidente venezolano se mofa de las acusaciones de Lenín Moreno

Que a Nicolás Maduro le gusta la televisión no es nada nuevo. Y este medio es su preferido para mostrar su vis cómica en sus interpretaciones de la realidad nacional e internaciones. El presidente de Venezuela volvió a utilizar el canal de televisión estatal VTV para mofarse, en este caso, de su homólogo ecuatoriano, Lenín Moreno, quien le acusó de estar detras de las graves protestas que se están produciendo en el país latinoamericano. 

«Ayer salió el presidente Lenín Moreno a decir que lo que está pasando allá es culpa mía, que yo y que muevo mis bigotes y tumbo gobiernos, así dice Lenín Moreno, yo estoy pensando qué próximo gobierno puedo tumbar con los bigotes», dijo en un acto de gobierno transmitido por el canal de televisión estatal VTV. «Yo no soy Superman, yo soy superbigote», bromeó.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Manifestantes indígenas irrumpen en la Asamblea Nacional de Ecuador para protestar contra Moreno