Trump destina 100 millones de euros a la oposición venezolana

Se compromete a que el fin del régimen chavista sea pacífico


caracas / corresponsal

El Gobierno de EE.UU. ha anunciado que destinará unos 100 millones de euros a la oposición venezolana y a ayuda humanitaria para el país sudamericano, mientras su presidente, Donald Trump, no pierde oportunidad de fustigar a Nicolás Maduro, tanto en la Asamblea General de la ONU, como en una reunión de líderes latinoamericanos en la que se discutió cómo acabar con el régimen venezolano.

Trump prometió que ese fin será pacífico, sin uso de violencia, y afirmó que Maduro, quien está en Rusia en una visita no anunciada con antelación, es «despiadado y corrupto» y «ha vendido su país a una dictadura extranjera, la de Cuba». «Hemos decidido que el futuro del hemisferio occidental no lo escribirán ni socialistas ni tiranos, sino patriotas que aman la libertad», agregó Trump. En la reunión también participaron, entre otros líderes latinoamericanos, los presidentes de Chile, Sebastián Piñera; Colombia, Iván Duque; y Ecuador, Lenín Moreno.

El presidente de Colombia aprovechó la cita en la sede de las Naciones Unidas para presentar acusaciones contra Maduro. «La dictadura venezolana es un eslabón más del narcotráfico internacional», denunció en el proscenio de la ONU Duque, quien comparó a Maduro con Slobodan Milosevic, el gobernante serbio que murió en prisión en el 2006 mientras esperaba juicio en la Corte Penal Internacional de La Haya por sus crímenes de lesa humanidad. «No podemos ser indolentes a tanto dolor en nuestra región», agregó el mandatario colombiano.

Por su parte, el canciller de la presidencia interina de Juan Guaidó, Julio Borges, señaló en el encuentro que el régimen de Maduro es «una herida abierta en el corazón de América» y que todos los países de la región deben «hacer sentir a Cuba la presión para que deje de apoyar a la dictadura venezolana».

Putin apoya el diálogo

A más de 4.500 kilómetros, en Moscú, celebraban su reunión Maduro y el presidente ruso Vladimir Putin, quien abogó por el establecimiento de un diálogo entre el régimen y la oposición, según declaraciones difundidas por la agencia Interfax. El mandatario ruso calificó de «legítimos» tanto la presidencia de Maduro -elegido en unos comicios celebrados en el 2018 que cuestiona la comunidad internacional- como el Parlamento que el régimen venezolano no reconoce. «Respaldamos el diálogo que usted, señor presidente, dirige con miembros de la oposición», indicó el dirigente ruso, en aparente alusión al mecanismo de diálogo que el mandatario venezolano ha establecido con partidos minoritarios y cuya legitimidad ha sido cuestionada por su escasa representación.

Mientras, en Venezuela varias oenegés locales calificaron de «escandalosa» la sentencia conocida ayer que condena a seis y ocho meses de cárcel a un teniente y un sargento por el homicidio del capitán de la marina militar Rafael Acosta Arévalo, quien falleció el 29 de julio en custodia del régimen de Maduro tras ser sometido a torturas.

Alonso Medina, abogado de la familia de Acosta, señaló que la sentencia viola la Ley de la Tortura, que prevé condenas en estos casos de 20 a 25 años de cárcel. La esposa de Acosta, Waleska Pérez, denunció que fallo pretende hacer creer que el asesinato del capitán fue el acto aislado de dos oficiales de bajo rango, y no una política de Estado. «¿Dónde está la cadena de mando?», se preguntó la viuda.

El capitán Acosta fue molido a palos durante una semana por militares chavistas

Pedro García Otero
Una mujer sostiene un cartel con la imagen de Acosta.
Una mujer sostiene un cartel con la imagen de Acosta.

La ONU exige a Maduro medidas para frenar las «graves violaciones de derechos humanos»

La presidenta de la comisión de derechos humanos del Parlamento venezolano, Delsa Solórzano, confirmó que el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo fue asesinado de tantos golpes, descargas eléctricas y malos tratos, a lo largo de una semana de detención, que su supervivencia era imposible.

«Cuando ves la autopsia completa, es evidente que el capitán murió porque lo mataron a golpes», señaló Solórzano, al presentar el informe parlamentario que será elevado al plenario del legislativo venezolano. Acosta Arévalo tenía 16 costillas fracturadas, signos de haber sido sometido a electrocución en las axilas, un tobillo fracturado, fractura del tabique nasal, excoriaciones en hombros, codos y rodillas, hematomas en la cara interna de los muslos y lesiones similares a latigazos en la espalda, según confirmaron varios fiscales venezolanos en el exilio. La causa de la muerte es rabdomiólisis, un fallo multiorgánico provocado por la necrosis del tejido muscular que causa un gran dolor a la persona que la padece, según explicó el ex vice fiscal general Zair Mundaray.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trump destina 100 millones de euros a la oposición venezolana