Pompeo viaja a Riad para coordinar la respuesta a los ataques contra dos refinerías de Arabia Saudí

Investigadores de EE.UU. examinan los restos de los misiles para esclarecer de dónde provino el ataque, aunque varias fuentes dan por hecho que se lanzaron desde el sur de Irán

Pompeo, con el asesor Jared Kushner, en la recepción al príncipe de Baréin en la Casa Blanca el lunes
Pompeo, con el asesor Jared Kushner, en la recepción al príncipe de Baréin en la Casa Blanca el lunes

La Voz / redacción

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, tomó rumbo ayer a Arabia Saudí para coordinar la respuesta de EE.UU. a los ataques de más de veinte drones y misiles de crucero contra dos refinerías saudíes. Un día después de que Donald Trump asegurara que no quiere ir a la guerra con Irán, aunque estaba listo para ello, el vicepresidente Mike Pence afirmó que se tomará «cualquier medida que sea necesaria para defender a nuestro país, nuestras tropas y a nuestros aliados en el Golfo».

Pence aseguró que la inteligencia estadounidense sigue «trabajando diligentemente para revisar las pruebas» sobre si Irán estuvo detrás del ataque, y que el presidente «determinará en los próximos días las medidas adecuadas» que debe tomar su país. Trump anunció que está hablando con otros países de la región mientras decide cómo responder. 

Desde una base de Irán

Investigadores de EE.UU. están examinando ya los restos de los misiles que golpearon las instalaciones petroleras en Abqaiq y Khurais el pasado fin de semana para esclarecer de dónde provino el ataque, aunque medios estadounidenses afirmaron ayer que pudo lanzarse desde Irán.

La cadena CNN, que citó una fuente anónima «conocedora» de la investigación, señaló que los expertos saudíes y de EE.UU. han establecido «con una muy alta probabilidad» que el ataque fue efectuado desde una base en Irán próxima a la frontera con Irak. Un alto funcionario estadounidense bajo condición de anonimato en declaraciones a la CBS News ubicó el lugar del lanzamiento en el sur de Irán, en el extremo norte del golfo Pérsico.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, solicitó una sesión informativa para todos los miembros de la Cámara sobre el ataque a las instalaciones saudíes, en medio de los llamamientos a la prudencia por parte de los demócratas.

El rey Salman subrayó ayer que Arabia Saudí es «capaz de responder» a ataques contra instalaciones estratégicas como las bombardeadas el pasado fin de semana, «sea cual sea su origen».

En Teherán, el líder supremo de Irán, Alí Jameneí, descartó ayer negociaciones «a cualquier nivel» con Estados Unidos, pese la escalada de la tensión. Horas después, Donald Trump fijo que prefiere no reunirse con su homológo iraní, Hasán Rohaní, después de los ataques contra las refinerías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pompeo viaja a Riad para coordinar la respuesta a los ataques contra dos refinerías de Arabia Saudí